(www.ofrendasurbanas.com.ar)

La estructura tendrá una dimensión comparable a nueve pisos de profundidad. Se ubicará por debajo de la calle Pampa  y tiene como objetivo contener al Arroyo Vega. Según los expertos aliviará la situación de los barrios Agronomía, Villa Ortúzar, Belgrano, Colegiales y Parque Chas. La fecha prevista para su finalización se estima para mediados de agosto del 2019. La Ciudad prepara un “pozo anti-inundaciones”.

 

El crecimiento de la población y las edificaciones en la Ciudad de Buenos Aires ha ocasionado varias problemas. Dentro de ellos se encuentran las inundaciones que se provocan cuando se desborda el Arroyo Vega. Para solucionar estos inconvenientes, se está llevando a cabo un pozo de 25 metros de profundidad y 35 metros de diámetro. El mismo se encuentra muy cerca del Río de la Plata y funcionará como descarga y acumulador de agua.

La misma llegará a la zona a partir de dos túneles que comenzarán a construirse en las próximas semanas. Los mismos tendrás más de ocho kilómetros de distancia y transportaran el caudal hasta el hoyo. “La tunelera funcionará de lunes a sábado, las 24 horas. El domingo será para mantenimiento. Calculamos un promedio de20 metros de excavación diarios”, señaló Eduardo Cohen, ingeniero a cargo del Plan Hidráulico de la Ciudad, al medio Clarín.

Por su parte, Franco Moccia, ministro de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad también habló sobre la máquina que realizará el trabajo. “En marzo, empezará a perforar. Funciona como un gran taladro con un cabezal de corte y vagones atrás, que transportan equipos, operarios y la tierra excedente. Es que mientras cava, apuntala el hueco y va formando el túnel”, expresó el funcionario.

La tuneladora fue traída desde Alemania y se la llamó “Elisa”. El nombre viene de Elisa Beatriz Bachofen, la primera mujer graduada de Ingeniería en Argentina y Latinoamérica. “Los trabajos en superficie serán mínimos. Es una megaobra que duplicará la capacidad de drenaje y pasará por debajo de la Ciudad sin molestar”, finalizaron quienes se encargan del asunto.

Se estima que la obra beneficie a más de 300 mil personas en la Ciudad. El plan en su totalidad requiere la inversión de más de 300 millones de dólares, que en parte fueron subsidiados por el banco que posee el distrito. Si bien comenzaron a cavar el año pasado, durante el 2018 se realizarán las obras más difíciles para tener todo finalizado a mediados del 2019. Una vez finalizado este trabajo se realizarán otros para contener a los arroyos Maldonado y Medrano. Estos últimos, más el Vega generan el 70% de las inundaciones anuales.

De esta manera se está llevando el pozo “anti-inundaciones”. En los trabajos se incluyeron 118 camiones, grúas y más de un centenar de personas. Es una de las obras pluviales más grandes y extensas que se realizaron en la Ciudad. Si todo sale como se espera, las inundaciones más graves de los barrios porteños dejarían de provocarse cuando se producen tormentas con fuerte caída de agua. De todos modos habrá que esperar al próximo año para presenciar los resultados.

Leer nota completa en : www.ofrendasurbanas.com.ar