(www.ofrendasurbanas.com.ar)

Cruzará las vías del Ferrocarril Sarmiento con el objetivo principal de descongestionar el paso a nivel de la Avenida Nazca. La solución será implementada por el Gobierno de la  Ciudad de Buenos Aires a través de Autopistas Urbanas (AUSA). Se realizará un puente “desarmable” en el barrio de Flores y se espera que funcione sólo de forma provisoria mientras avanzan las obras del soterramiento.

 

Una vez que el puente deje de ser necesario podrá ser re-utilizado en otra parte del territorio de la Ciudad de Buenos Aires. Esto se debe a que sólo funcionará mientras finalicen las obras en el Ferrocarril Sarmiento. “El soterramiento se prevé que esté terminado en aproximadamente diez años, siempre y cuando se cumplan los plazos. Entonces, cuando finalicen las obras, el puente se desmontará y esos cimientos luego pueden ser utilizados nuevamente”, explica Gonzalo Stella, Ingeniero Industrial e Inspector para la empresa Adifse, encargada de la mantener y construir las obras del tren.

 

Al puente, una vez construido, se podrá acceder desde la calle Algerich por una rampa que transitará de forma paralela a la calle Venacio Flores hasta Helgera. Luego del cruce de vías, la bajada irá paralela a la calle Yerbal, hasta poder volver a empalmar con Argerich. “El nuevo puente desmontable ayudaráal tránsito de la Ciudad y la conectividad entre distintos puntos de CABA”, cuenta Stella.

 

La obra, que será patrimonio de la comuna siete, permitirá la circulación de vehículos livianos, colectivos y peatones. Se estima que se habilitará durante los primeros meses del 2018. “El objetivo del soterramiento es liberar el espacio, que hoy en día ocupa el Ferrocarril Sarmiento, para luego poder abrir pasos a niveles, nuevas calles y conectar el lado sur y norte de la Ciudad”, agrega el Ingeniero.

 

“Esta solución dará como resultado que los vecinos ahorren entre diez y veinte minutos de viaje. Además, va a servir como aliviador del tráfico de la Avenida Nazca”, explicó Franco Moccia, Ministro de Desarrollo Urbano Porteño. La obras, como las del puente de Flores, son una medida que ayudan al descongestionamiento de la Ciudad. “El soterramiento del Sarmiento consiste en hacer que el tren vaya por un túnel bajo tierra, esta clase de obras son muy costosas y tardan mucho tiempo. El trayecto subterráneo abarcará desde el barrio porteño de Once hasta Haedo”, explicó Stella.

 

La obra ubicada en Flores medirá 265 metros de largo. Tendrá dos carriles de 3,50 metros de ancho cada uno, con sentido único de circulación hacia el sur. Además, se llevará a cabo un paso peatonal adaptado para sillas de ruedas. El proyecto también incluye hacer nuevas veredas, la parquización, iluminación led y nueva señalización vial, de forma horizontal y vertical, como se está impulsando en las grandes ciudades del mundo.

 

“El puente desmontable de Flores será un proyecto preventivo que ayuda la conectividad urbana. En muchas ocasiones se hacen túneles bajo las vías pero cuando no hay lugar físico o no se puede se escoge la forma de puente. Se cree que el puente de Flores no tarde más de dos años en estar terminado. Luego, cuando concluyan las obras, será desmontado y sus partes podrán ser utilizadas para otras construcciones” concluyó elInspector de la empresa Adifse.

8 Septiembre, 2017

Leer nota completa en : www.ofrendasurbanas.com.ar