(www.ofrendasurbanas.com.ar)

Se trata de la “La Blanqueada”, ubicada entre Rabanal y Sáenz. El lugar abrió sus puertas en 1802 y supo tener como clientes a personajes importantes de la historia nacional. Sin embargo, sus últimos dueños tomaron la decisión de terminar con el negocio. Por ese motivo, quienes viven en la zona decidieron comenzar un proyecto para que la Ciudad de Buenos Aires la proteja e impida su cierre. Vecinos de Nueva Pompeya buscan declarar una pizzería como “de interés histórico”.

 

Hace ya más de dos siglos abría sus puertas un almacén y pulpería en el barrio porteño de Nueva Pompeya. Por aquél entonces se llamaba “Cairo Almacén” y durante más de doscientos años supo brindar distintos servicios hasta convertirse en una pizzería. En sus mesas se han sentado desde Carlos Gardel hasta Diego Maradona, pasando por Homero Mansi, Jorge Luis Borges y más. “Acá venía Maradona cuando jugaba en Argentinos Juniors. Don Diego les decía a sus hijos que si se portaban bien durante la semana, los traía a La Blanqueada a comer pizza”, contó Juan Olea, dueño junto con Daniel Agguiar, en 2017 a Diario Popular.

Sin embargo, el destino de “La Blanqueada” ha cambiado. Sus últimos dueños decidieron que era momento de cerrar y vender el lugar. Esto generó mucha incertidumbre y tristeza en los vecinos de la zona. El lugar es emblemático del barrio y no quieren perderlo. Por ese motivo están juntando firmas en la página Change.com. El objetivo es lograr que la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires lo declare “de interés histórico”. De esta manera no podría cerrar sus puertas.

“Recientemente la Legislatura porteña reconoció al restaurante El Imparcial como el más antiguo de la Ciudad de Buenos Aires, dando comienzo en 1860. Pero los vecinos de Nueva Pompeya sabemos que La Blanqueada es mucho más antigua, y sin duda, el local comercial más antiguo de la Ciudad”, señalan en la petición. “Solicitamos al jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, que, mediante sus legisladores, tenga bien de expropiar el inmueble y lo declare sitio histórico”, finalizan.

A lo largo de los últimos años se han declarado diferentes bienes tangibles e intangibles como “Patrimonio histórico de la Ciudad”. Una vez que se sanciona la Ley, la Legislatura se encarga de su preservación, promoción, divulgación y difusión. Además, toma como responsabilidad su conservación y puesta en valor. Sin dudas,   “La Blanqueada” cuenta con todos los requisitos para ser considerada e ingresar en esta categoría de edificios de Buenos Aires.

Por el momento la cantidad de firmas casi ha llegado a las tres mil. Los vecinos se propusieron un piso de cinco mil y tienen confianza en que lo van a conseguir. Si bien ha sido un local comercial, también ha cumplido roles importantes en la historia de formación del país. Según cuentan los vecinos, por allí pasaron los soldados británicos en 1806 (en “las invasiones inglesas”), los cuales serían vencidos posteriormente. Quienes defienden el lugar están convencidos que por todas estas razones no puede cerrar sus puertas ya que es un símbolo de Nueva Pompeya y planean defenderlo.

Leer nota completa en : www.ofrendasurbanas.com.ar