Tango compuesto en 1938 que describe el pesar y el desencanto por la vida.

Gólgotha (griego) deriva del arameo, lugar de la “calavera [del cráneo]”. Designa también al lugar donde Cristo murió crucificado. arameo gulgutá, cráneo o calavera, griego kranion, latí­n calvaria. FUENTE: www.biblia .work

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Jacek Dehnel (@jacekdehnel)

Tango 1938 Música: Rodolfo Biagi Letra: Francisco Gorrindo

Yo fui capaz de darme entero y es por eso que me encuentro hecho pedazos, y me encuentro abandonao. Porque me di, sin ver a quién me daba, y hoy tengo como premio que estar arrodillao. Arrodillao frente al altar de la mentira, frente a tantas alcancías, que se llaman corazón; y comulgar en tanta hipocresía, por el pan diario, por un rincón.

Arrodillao, hay que vivir, pa’ merecer algún favor; que si de pie te ponés, para gritar tanta ruina y maldad. Crucificao, te vas a ver, por la moral de los demás; en este Gólgota cruel, donde el más vil, ése, la va de Juez.

No me han dejao más que el consuelo de mis noches, de mis noches de bohemia, mezclar sueños con alcohol. Ni quiero más, me basta estando solo, teniendo por amigo un vaso de licor. Que por lo menos con monedas he comprado, a quién no podrá venderme, quién me prestará valor para cumplir en este circo diario, con las piruetas de tanto clown.

www.milonga.com.ar