Connect with us

Cultura

Marta Minujín: ¡Implosión! Por Mariano Barrientos 

Published

on

Texto y fotografías: Mariano Barrientos 

El Inconsciente se hizo presente en la fundación Santander de Buenos Aires para visitar “Implosión”, la nueva exposición site specific de la inconfundible Marta Minujín. 

“Hundimiento y rotura hacia dentro de las paredes de un recipiente cuya presión es inferior a la del exterior”, es el significado de la palabra “implosión” y la anfitriona sabe muy bien que este título no fue tomado al azar. Éste hundimiento es el de una sociedad enfrascada que se está desmoronando frente a tantas incertidumbres y penumbras. 

Como nos tiene acostumbrados el pop de Marta, llegó para salir de las tinieblas e implosionar desde otro lado: desde el lugar del arte y el juego. Para ingresar a la fundación Santander tenemos que abrir una puerta gigante con la cara de Marta y como si ingresáramos a su cerebro, reconocemos su universo. La obra que nos espera en el salón principal es su “arte blando”, colchones flúor plagados de colores y vida. Nos rodean cuatro espejos para que nos tomemos una selfie de rigor y le mostremos al mundo virtual que nos encontramos dentro de la psicodelia pop de Marta, y a la vez, para que nos miremos en el espejo de la mirada del otro, y terminemos haciendo aquello que se espera de nosotros, (o sea, las selfies de rigor…). Una manera irónica (a lo Minujin) de mostrarnos como logra capturarnos el narcisismo los espejos que nosotros mismos construimos para mirarnos y dejar que nos observen.

Lo lúdico sigue manifestándose en la terraza donde nos topamos con “Autorretrato mediático”, una monumental obra del rostro de Marta donde ella misma nos interroga (en forma de código QR) por medio de una APP con una serie de preguntas de actualidad y nos hace conocer quiénes (de las personas que nos rodean) contestaron de la misma manera que nosotros uniendo almas de colores. Otra alusión a la subjetividad moldeada por lo mediático.

Al final de la Expo nos adentramos en un cubículo y, por un instante, nos entregamos íntimamente a un torbellino pop donde se puede apreciar en todo el espectro visible un sinfín de formas flúor en movimiento. El suelo, las paredes, el techo todo se mueve frenéticamente. Implosionamos. Luego de esta experiencia salimos por el mismo lugar que por donde entramos: el Inconsciente de Marta Minujín, quien forma parte de nuestro Inconsciente colectivo.

www.revistaelinconsciente.com.ar

Trending