Connect with us

Ciudad

Paro docente: ni la alimentación ni la comunidad son prioridad para Larreta y Soledad Acuña

Educadores, estudiantes y familiares marcharán desde el colegio Mariano Acosta hacia la Jefatura de CABA para reclamar mejoras en las escuelas.

Published

on

Luego de una semana de toma de distintos colegios de CABA, los gremios de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) y Ademys realizarán este martes un paro docente y se movilizarán desde el colegio Mariano Acosta hacia la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Allí habrá educadores, estudiantes y familiares por «maltrato y ajuste», entre otros temas, en las viandas, y una persecución hacia la comunidad.

En este sentido, y de acuerdo a un informe elaborado por la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, sobre el programa de “Asistencia Alimentaria y Acción Comunitaria”, se detallan irregularidades en las contrataciones de las empresas concesionarias que proporcionan los alimentos a las escuelas de gestión estatal, tanto primarias como de nivel inicial de la Ciudad de Buenos Aires.

 

“Así como venimos exponiendo la pésima gestión de parte de Rodríguez Larreta y Acuña en educación abarca todos los aspectos, de las obras de construcción de escuelas, problemas de infraestructura que persisten, y múltiples falencias que encontramos en cada informe de auditoría, a las que se suma la falta de control de las empresas concesionarias que se encargan de la elaboración y transporte de alimentos, llegando a extremos como la falta de presentación de la documentación relativa a Habilitación y Certificado de Registro Nacional de Establecimiento en la AGC, o que las plantas elaboradoras de las empresas Caterind S.A, Arkino S.A. y Equis Quince S.A no fueran inspeccionadas por el ente, tal como dispone el propio Gobierno de la Ciudad”, explica el auditor general de la Ciudad, Lisandro Teszkiewicz.

En el informe se aclara que la empresa concesionaria Equis Quince S.A. no cumplió durante el período 2019 con el envío de muestras de laboratorio de su planta elaboradora para control de alimentos y sus resultados de productos lácteos respecto de los establecimientos escolares de Nivel Inicial y Primaria ante la AGC y Dirección General de Higiene y Seguridad Alimentaria (DGHySA).

Además, la concesionaria Arsoni-Dassault-Hispan S.A. UTE tampoco cumplió con el porcentaje total de muestras de laboratorio para control de alimentos, frente a lo que el auditor comenta que, “acá tenemos una muestra más de que el Gobierno de la Ciudad no se preocupa del control de calidad de los alimentos que consumen niñas, niños y adolescentes, así como el personal educativo, sabiendo que para muchos chicos y chicas es la única comida del día, algo tan sensible y necesario como lo es la alimentación no recibe el control adecuado”.

Se ha observado que ninguna de las empresas concesionarias de alimentos cumplimentó con la presentación del Listado de lo que técnicamente se denomina Unidades de Transporte de Alimentos (UTAs), por lo que no hay detalle de las condiciones en las cuales se transportan los alimentos entre las plantas y hacia las escuelas. También que la Empresa Rodolfo Ferrarotti S.R.L. comparte el depósito de mercaderías y materias primas con la concesionaria Treggio S.R.L. en Pilar 1436, siendo que la habilitación fue extendida a la Av. Directorio N° 7042 Piso PB. “El último informe nos muestra que más de la mitad de las empresas relevadas no detalla ni los servicios prestados ni las cantidades facturadas, lo que no permite saber ni qué es lo que se paga ni a qué valor, algo realmente escandaloso en materia de contrataciones”, agrega Teszkiewicz.

Distintos Legisladores y Legisladoras del Bloque del Frente de Todos vienen reclamando en torno a estas irregularidades. De hecho, Ofelia Fernández y Matías Barroetaveña presentaron un proyecto para modificar el sistema de adjudicación a los comedores escolares. Sin embargo, el Gobierno porteño renovó la licitación por cinco años más de las empresas que prestan el servicio en la actualidad, garantizando incluso la continuidad de empresas que anteriormente recibieron multas por parte de la propia gestión Larreta.

“Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña demuestran una vez más que no defienden ni protegen los derechos de los chicos y chicas que asisten a las escuelas públicas, si no negocios. Mientras desfilan por las redes y los medios estigmatizando, y en actitud punitivista, a quienes reciben ayuda estatal, como lo es la Ciudadanía Porteña, los chicos y chicas cada día que pasa se alimentan peor. Este es un problema urgente que la Ciudad más rica del país tiene medios para resolver, pero prefiere ignorar mientras los amigos de siempre hacen negocios poniendo en riesgo la salud de alumnos, docentes y trabajadores de la educación”, concluye el auditor del Peronismo por la Ciudad.

Quienes estén interesados en ver el informe final, deberán ingresar al siguiente link

Cómo continúa la toma de colegios

En el día de ayer levantaron la toma dos colegios más y (parecería) comienza a bajar la tensión con el Gobierno porteño. Hasta el momento son cinco las instituciones que siguen ocupadas por sus estudiantes.

Este lunes otros dos colegios levantaron la toma -la Escuela de Cerámica N°1 y la Rodolfo Walsh- y de ese modo quedan cinco escuelas con ocupaciones, cuando en el pico de tensión había alcanzado a una veintena de instituciones.

Estos son los cinco colegios que permanecen tomados: el Lengüitas, la Escuela Rogelio Yrurtia, el Liceo N°5, la Escuela de Música Juan Pedro Esnaola y la Escuela Técnica Fernando Fader, aunque este último ya votó que el martes al mediodía levanta la toma.

Si bien el diálogo se retoma entre las instituciones y la política, aún algunos funcionarios chicanean con que tendrán que recuperar los días de clase. Tal es el caso de Soledad Acuña, que reiteró que los estudiantes deberán tener más jornadas o, caso contrario, quedarán libres.

Trending