El caso de Lucía Pérez, asesinada en el barrio Playa Serena en octubre del 2016, vuelve a tener relevancia luego de que se conociera este martes que los jueces Facundo Gómez Urso y Pablo Viñas, dos de los magistrados que absolvieron a los tres acusados de violar y matar a Lucia, deberán someterse en los próximos meses a un juicio político por su cuestionable decisión frente al femicidio de la joven.

Ambos jueces van a juicio por una sentencia cuestionada y rechazada por sus superiores en la Cámara de Casación de la Provincia de Buenos Aires donde se anuló el fallo de hace tres años del Tribunal Oral en lo Criminal Nº1 de Mar del Plata (que integraban Gómez Urso, Viñas y Carnevale). Allí, también se ordenó la realización de un segundo debate oral para definir la eventual condena contra los acusados pero todavía no hay fecha oficial confirmada.

La acusación por el jury recayó sobre los magistrado que integran el TOC 1 marplatense, quienes son investigados por su fallo de noviembre del 2018 en el que absolvieron a Matías Farías (26), Juan Pablo Offidani (45) y Alejandro Maciel (62).

La Comisión Bicameral de Procedimiento para el Enjuiciamiento de Magistrados de Buenos Aires resolvió ayer según informó Télam que se realice el jury de enjuiciamiento para los jueces. Según trascendió, la decisión de absolver a los acusados incurrió en «negligencia, incumplimiento de los deberes inherentes del cargo y parcialidad manifiesta», en el fallo que firmaron el 28 de noviembre de 2018. El tercer juez, Aldo Carnevale, no será llevado a juicio político porque se encuentra jubilado desde hace casi dos años.

Los acusados que se beneficiaron con la decisión fueron Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, que inicialmente fueron señalados por el femicidio de la adolescente. Solo fue condenado a 8 años de presión a Farías y Offidani por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo».

Según la familia de la joven, el 8 de octubre del 2016 ambos acusados, que vendían drogas en cerca de los colegios de Mar del Plata, la llevaron hasta una vivienda para abusar sexualmente de ella y después la trasladaron sin vida a un centro médico alejado de la ciudad.

El motivo por el cual los jueces desestimaron el trabajo que realizó a fiscal del caso -quien afirmó que la muerte de Lucia fue un claro hecho de misoginia agravado por la crueldad de haberla empalado analmente- fue el haber juzgado la vida y la personalidad de la joven. El motivo de la muerte, según la mirada de los jueces, fue simplemente una sobredosis. Tras el polémico fallo que adjuntamos en su totalidad dos de los tres magistrados que lo firmaron serán sometidos a un jurado de enjuiciamiento para removerlos de sus funciones en el Poder Judicial.

Leer nota completa en : www.tiempojudicial.com.ar