(www.buenosairessos.com.ar)

Unos 120 trabajadores fueron despedidos en la histórica Radio Rivadavia, emisora que se encamina a cerrar definitivamente sus puertas por la quiebra económica y financiera tras un fallido intento de salvataje. “Están mandando a las personas a la indigencia y a la muerte” afirmó el abogado y periodista de Radio Rivadavia, Pablo Baqué, al presentar una denuncia penal contra los ex propietarios y los actuales controlantes de la emisora.

Baqué presentó la denuncia por derecho propio, aunque también refirió la situación de 120 trabajadores que quedaron sin empleo. Antes de que se ordenara la rescisión de todos los contratos laborales, en el marco de la quiebra de la firma “Radio Emisora Cultural SA (RECSA), licenciataria de las frecuencias de Radio Rivadavia y Radio Uno, Baqué denunció ante la Justicia a esa empresa.

La denuncia también recayó sobre “Difusora Integral de Formatos Audiovisuales SA” (DIFA SA), sociedad que se formó en septiembre del año pasado para adquirir la licencia de Rivadavia, y a otras compañías vinculadas a los grupos empresarios de la familia Cetrá y los hermanos Whpei. Asimismo, la denuncia también implica a diferentes personas físicas, entre ellas socios, accionistas, administradores, directivos, controlantes y representantes de las sociedades.

El abogado solicitó que se investigue la apropiación indebida de recursos de la seguridad social y otros delitos tributarios que podrían configurar “evasión agravada”, tipo penal cuya pena mínima no resulta excarcelable.

Leer nota completa en : www.buenosairessos.com.ar