Connect with us

Comuna 1

Homenaje a “Mamá Antula”

Published

on

Los legisladores porteños Guillermo González Heredia y Facundo Del Gaiso (PRO) visitaron este jueves 25 de noviembre la “Casa de Ejercicios Espirituales”. Aportada por la Legislatura de la CABA en dicha jornada se inauguró una placa conmemorativa en homenaje a “Mamá Antula”

Antonia de Paz y Figueroa nació en el año 1730, en la localidad de Villa Silípica (Santiago del Estero. Durante décadas María Antonia estuvo al servicio de los jesuitas, asistiéndolos especialmente en las tareas auxiliares de los ejercicios espirituales.

Con autorización del obispo del Tucumán, Juan Manuel Moscoso y Peralta, predicó y realizó una caminata evangelizadora por toda la diócesis. Recorrió las actuales provincias argentinas de Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy, nuevamente Tucumán, Catamarca y La Rioja. Los viajes los hacía caminando descalza y pidiendo limosnas.

En el norte era común que a las Antonias se las llame cariñosamente “Antula” y por el vínculo maternal que creaba con quien entrara en contacto con ella adquirió el sobrenombre “Mamá Antula”.

Con 49 años decidió trasladarse a Buenos Aires para llevar los beneficios de su labor. El virrey Vértiz en 1788 le negó en principio pero a fines de ese mismo año María Antonia obtuvo la autorización para organizar los ejercicios espirituales, que realizaba de forma clandestina en casas alquiladas por el obispo a algunas familias concurrentes a la iglesia.

El 27 de agosto de 2016 fue beatificada por el papa Francisco, en Santiago del Estero y se la considera responsable de traer a Argentina la imagen del Patrono del Pan y el Trabajo, San Cayetano.

Finalmente consiguió, por medio de donaciones, unos terrenos en las afueras de Buenos Aires, en la actual avenida Independencia 1190 y se construye la “Casa de Ejercicios Espirituales”.

En este solar realizaron sus ejercicios espirituales Santiago de Liniers, Cornelio Saavedra, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Mariano Moreno, Bernardino Rivadavia, Juan Manuel de Rosas y su hija Manuelita, Juan Bautista Alberdi y Bartolomé Mitre, entre otros. 

El permiso para la construcción se hizo esperar seis años, entre otros motivos, porque el Síndico de la Ciudad, Miguel de Azcuénaga, creía que se debía pedir permiso al rey tratándose de un Beaterio y casa de recogimiento de mujeres. Es por esto que recién obtuvo la licencia para construir a fines de 1794.

Fue en una de sus habitaciones donde falleció a los 69 años, en la tarde de un 7 de marzo de 1799, sin llegar a ver concluida su obra. La edificación fue diseñada por el alarife Juan Campos, el mismo que trazó los planos del Convento de San Lorenzo, donde José de San Martín planeó su primer combate en suelo americano.

Actualmente es el convento de la Sociedad Hijas del Divino Salvador, y se siguen realizando retiros espirituales y visitas guiadas.

En 2016 el papa Francisco aprobó la realización de un milagro por intercesión de la venerable Mama Antula en 1904, y ese mismo año, el 27 de agosto, fue proclamada beata en la ciudad de Santiago del Estero.

Comentarios

Comentarios

www.alertamilitante.com.ar

Trending