Con la mira puesta en el abordaje de las consecuencias de la pandemia, el pasado martes 9 de marzo el Jefe de Gobierno presentó los “Compromisos de la Ciudad para los próximos dos años”.

Un sector particularmente afectado por la pandemia es el Casco histórico porteño. Restricciones al turismo, la modalidad “teletrabajo” implementada para los empleados públicos y muchas empresas privadas, hicieron de la zona un verdadero pueblo fantasma.

Para recuperar la vitalidad de una de las mayores atracciones turísticas de Buenos Aires el GCABA proyecta la renovación del Casco Histórico y la inauguración de un renovado Museo de la Ciudad. La iniciativa prevé la nivelación de calle Defensa entre Alsina y Moreno y a mediano plazo una serie de intervenciones en el espacio público que refuercen “la conexión peatonal entre Plaza de Mayo y Parque Lezama”.

El proyecto forma parte del Plan 50 Destinos y se ejecutará con fondos del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación -que impulsa obras de infraestructura turística en las 24 jurisdicciones-, con $1.200 millones originados en el Impuesto PAÍS. Las obras fueron en el museo de la Ciudad fueron adjudicadas a la empresa SES SA.

En otros tiempos los planes de peatonalización debieron sortear intensas críticas de diferentes organizaciones relacionadas con el patrimonio histórico. Y en ese sentido estas obras de las que sabe poco, probablemente serán motivo de nuevas protestas y hasta algún reclamo judicial para impedir que prosperen.   

Lo cierto es que este corredor turístico fue pensado para mejorar la accesibilidad de los peatones en los barrios de San Telmo y Montserrat por lo menos con la calle Defensa como eje principal. La primera etapa de este plan se realizará en la calle Defensa y en el frente de la Plazoleta San Francisco, a metros del Museo que se verá beneficiado por la mejorará de «transitabilidad» de su entorno y con la posible extensión de peatonalización en el sector.

Las intervenciones están proyectadas por un total de 1862 metros cuadrados y contempla la “nivelación” de más 1200  metros de calzada y 344 metros de veredas que tendrán nuevas baldosas, adoquines y además instalarán 102 nuevos bolardos (de tipo bala) sobre la línea de cordón que mejorarán la seguridad vial de la zona. También renovarán 10 farolas e instalarán 4 nuevas.

En cuanto al “Museo de la Ciudad” con entrada principal en la calle Alsina 412, fuentes de la comuna adelantaron que se incorporará “tecnología, mejoras en la salas de exposición con espacios para muestras artísticas de todo el país, un nuevo Centro de Bienvenida al Turista, una tienda cultural y un novedoso proyecto gastronómico«.

El Museo de la Ciudad está el Casco Histórico porteño. En la calle Adolfo Alsina 412. Fue inaugurado en 1968 y está compuesto por cuatro edificios de valor histórico y arquitectónico, como la Casa de los Altos de Elorriaga, Casa de Ezcurra, Casa de los Altos de la Estrella y Casa de los Querubines. Las obras serán en Altos de Elorriaga, Querubines y Altos de la Estrella.

Comentarios

Comentarios

Leer nota completa en: www.alertamilitante.com.ar