Fernando Barrera, Director del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad, adelantó algunas de las características que tendrá la polémica medida que se implementará a partir de 2020 y aseguró que se trata de un gran negocio.

 

 

A finales de 2018, la Legislatura porteña –con los 32 votos del oficialismo- aprobó un proyecto de ley que modifica el sistema de concesiones para el estacionamiento tarifado y lo extiende a 14 de las 15 Comunas. De esta forma, a partir de 2020, lo cual la Ciudad pasará de 4 mil a 86 mil parquímetros, lo que representa casi un 50% de los lugares para estacionar. En la Comuna 10, los más afectados son los barrios de Villa Luro, Versalles y Villa Real.

 

El gobierno argumentó que el objetivo de la medida es mejorar el servicio público de estacionamiento regulado en la Ciudad y la administración del uso del espacio público, el ordenamiento del tránsito, la fluidez vehicular y la seguridad vial.

Sin embargo, Fernando Barrera, Director del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad, advirtió que la decisión de ampliar el sistema de estacionamiento medido responde más a una necesidad económica que de servicio. “Si bien controlar el flujo de estacionamiento hace al control del sistema de tránsito, regular el estacionamiento en el barrio de Devoto o en Versalles no hace en sí a la facilidad de mejorar en tránsito de la Ciudad”, aseguró a Nadie nos Invitó.

 

 

Imagen: Fernando Barrera, Director del Ente Único Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad

 

 

Un sistema que se extiende y aumenta su valor

El sistema de acarreo tendrá una cobertura total de la Ciudad. Buenos Aires se dividirá en 5 zonas en las que operarán los distintos concesionarios. Habrá, además, playas de acarreodistribuidas en cada una de ellas. La Comuna 10, formará parte de la Zona E, junto con las Comunas 11, 9 y 8 con lo que abarcará los barrios de Agronomía, Villa del Parque Devoto, Villa Real, Santa Rita, Monte Castro, Versalles, Liniers, Parque Avellaneda, Mataderos, Lugano, Villa Riachuelo. Por ello, a la histórica terminal de acarreo ubicada en Salvador María del Carril 4935 se le sumará la recientemente construida en Rivadavia 9341 (en el bajo autopista).

 

A su vez, las tickeadoras actuales serán reemplazadas por 2200 terminales multipropósito que serán 100% electrónicas, permitirán el pago con tarjeta de crédito, débito y SUBE y se reemplazará el ticket en papel -que ya no deberá ser exhibido en el parabrisas- por una factura digital.

 

 

 

Tres tarifas tres

Uno de los cambios de mayor impacto está ligado a los tres tipos de tarifas que se implementarán. Las zonas que estén dentro de la Tarifa progresiva 1, el visitante paga 100% de una tarifa cuyo valor de la hora aumenta conforme permanece más tiempo estacionado. El residente paga en la cercanía a su domicilio el 50% de la tarifa mencionada. De las cuadras que se encuentran bajo esta modalidad ninguna pertenece a la Comuna 10.

 

En el caso de la Tarifa progresiva 2, el visitante paga 100% de una tarifa cuyo valor de la hora aumenta conforme permanece más tiempo estacionado. El residente en la cercanía a su domicilio (200 metros), no paga. Acá sí hay varias cuadras de la comuna 10 que se verán afectadas. (ver Nota Conocé las cuadras de la Comuna 10 donde se comenzará a pagar por estacionar)

 

Por último, se encuentra la Tarifa simple donde el visitante paga 100% de una tarifa cuyo valor es constante y el residente en la cercanía a su domicilio no paga.

 

Un tema a tener en cuenta, aclaró Barrera, es que para acreditar la residencia los vecinos tendrán que tramitar un permiso electrónico para estacionar de manera gratuita en las inmediaciones de su domicilio. De lo contrario, empezarán a pagar. “Si bien aquel que es frentista va a poder estacionar el vehículo sin pagar, va a haber una serie de requisitos que va a tener que cumplir para obtener esta exención que es de difícil alcanzar, como por ejemplo tener el vehículo radicado en el domicilio donde vive. Si el vehículo no está registrado en el mismo domicilio, ya no puede gozar de la exención del pago del estacionamiento frente a la puerta de su casa”, aseguró Barrera a Nadie nos invitó.

 

En ese sentido, el director del ENTE de Servicios Públicos de la Ciudad advirtió sobre el rechazo que esta medida viene generando entre los habitantes de la Ciudad y remarcó el carácter meramente recaudatorio de la decisión del gobierno: “va a ser un gran negocio para la Ciudad porque los ingresos del estacionamiento medida van a entrar directamente al tesoro”.

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar