Comuneros del Frente de Todos advierten sobre la necesidad de adoptar protocolos para los casos detectados en pensiones y hoteles familiares y también garantizar la asistencia alimentaria para los contactos estrechos que están en aislamiento preventivo y también para los vecinos con necesidades económicas. Desde que comenzó la pandemia, el gobierno de la Ciudad sólo envió 60 bolsones de comida.

 

Escribe: Alejandro Volkind

 

 

Al igual que sucede en todas la Ciudad, en las últimas dos semanas se han duplicado y hasta triplicado los casos de coronavirus en los barrios de la Comuna 10. Según el Boletín Epidemiológico de la Ciudad, el barrio de Floresta – donde en los últimos días se detectaron casos de Covid en dos pensiones- pasó de 69 casos positivos al 4 de junio a registrar 169 hasta el jueves 18 de junio.

 

 

En este contexto, los juntistas Yanina Arias y Fernando Moya (Frente de Todos) solicitaron en la última reunión de Junta Comunal que desde la Comuna se adopten una serie de medidas urgentes que permitan intervenir adecuadamente frente al crecimiento de contagios.

 

“Nosotros venimos señalando algunas cuestiones que tiene que ver con la falta de trabajo y de abordaje territorial sobre los casos de coronavirus que ya lamentablemente se están expandiendo mucho”, aseguró Moya a Nadie nos Invitó. “Por eso le planteamos al presidente de la Comuna Mauro Pedone que acompañe nuestro pedido de tener un operativo DetectAr en la Comuna 10 cuyo objetivo es la mitigación. Es decir, lo que no se hizo con el dengue es lo que se debiera hacer ahora con el coronavirus para evitar que se sigan expandiendo los casos”, indicó el juntista del Frente de Todos.

 

 

“La realidad es que las semana pasada pudimos hisopar a los vecinos de las pensiones de Floresta porque desde el gobierno nacional se había programado un operativo DetectAr en la Comuna 7”, advierte Yanina Arias. “Los vecinos nos cuentan que llamaron al 147 para contar sus síntomas y no tuvieron ninguna respuesta. Nosotros dimos intervención y nos acercamos a sus domicilios para poder acompañarlos, y ahí conseguimos que los médicos del área programática del Hospital Álvarez les hagan un triage en el domicilio para después poder movilizarlos hasta la escuela Urquiza, donde los hisoparon”.

 

 

Imagen. Fernando Moya y Yanina Arias, acompañando a los vecinos de Floresta al operativo detectar que se realizó en la Comuna 7.

 

 

Por ello, los comuneros de la oposición también demandan la elaboración de un protocolo específico para casos sospechosos o confirmados en pensiones. La necesidad del protocolo, explican, se debe a que no existe asistencia a esos vecinos que tienen que quedarse en sus casas o esperando el resultado del hisopado, que en algunos puede llegar a tardar hasta tres días.

 

 

A su vez, en casos sospechosos, aunque el resultado sea negativo, las personas deben quedar aisladas 14 días en total y en la mayoría de los casos esas familias no cuentan con la posibilidad económica de garantizarse comida sin salir de sus casas con lo cual lo que también se demanda al gobierno de la Ciudad es la asistencia alimentaria. “En el caso de las familias de las dos pensiones de Floresta –explica Arias– a través de la insistencia que tuvimos pudimos lograr que el gobierno de la Ciudad les entregue una bolsa de alimentos que para 14 días era ínfima porque traía siete productos”.

 

 

Imagen. Reunion vía Zoom de la Junta Comunal 10. Según Arias, el presidente Mauro Pedone se comprometió a elevar los planteos realizados por los juntistas.

 

 

Los juntistas también solicitan que se entregue un kit de limpieza para poder asegurar que las familias aisladas estén en ambientes limpios y no se sigan contagiando. “En este caso la Ciudad solo mandó una lavandina, un jabón y un detergente. No hay otros artículos ni la cantidad necesaria para poder encarar un aislamiento de dos semanas. Pretendemos que esos vecinos no salgan a la calle pero si los alimentos que reciben son una lata de duraznos un arroz y cuatro productos más, no les resuelven sus necesidades alimentarias”, advierte la comunera del Frente de Todos.

 

“Desde el oficialismo no se entiende la gravedad de la situación y esto lo ves en la cantidad de ollas populares que tenemos en la Comuna, donde logramos coordinar para poder tener mínimamente una olla por día de lunes a domingo, de forma que las familias puedan tener al menos un plato caliente durante el día -explica Moya –, y esto se sigue manejando pura y exclusivamente gracias al esfuerzo y el compromiso de socios e hinchas de los clubes, de organizaciones políticas y sociales del barrio y de las donaciones”.

 

En ese sentido, los juntistas señalan que, mientras en cada una de las ollas solidarias se entrega un promedio de 350 porciones, desde que comenzó el aislamiento social obligatorio el gobierno de la Ciudad tan solo entregó 60 bolsones de comida que alcanza para alimentar a una familia por tres días.

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar