El sábado 15 de junio, familiares, trabajadores del Programa Adultos 2000, el grupo de teatro El Épico y la Asamblea de Floresta recordarán a Mauricio Silva, Néstor Sammartino y Julio Goitía, trabajadores detenidos desaparecidos durante la última dictadura cívico militar. En esta oportunidad la actividad estará teñida del reclamo por recuperar el Espacio de Memoria del Corralón, lugar que había sido acordado con el gobierno en 2016 y que fue destinado al Ministerio de Educación para otros fines.

 

 

La mañana del 14 de junio 1977, Mauricio Silva se levantó temprano, como siempre, y se fue derecho al trabajo. Podría haber sido una mañana como cualquier otra, pero desde hacía más de un año que los militares habían dado el golpe de Estado y los días estaban plagados de escenas de terror y dolor cotidiano. Y esa misma mañana, un Ford Falcon blanco lo interceptó en la intersección de las calles Magariños Cervantes y Terrero.

 

Según relata Alicia Vázquez, ex secretaria de Cultos del Gobierno de la Ciudad, y editora del libro sobre Mauricio Silva titulado “Gritar el evangelio con la vida”, los testigos aseguran que tres hombres vestidos de traje se bajaron del automóvil, se dirigieron al sacerdote barrendero y tras un diálogo y sin violencia lo escoltaron hacia el auto. “Eran las ocho y media de la mañana del 14 de junio de 1977 y ése es el último dato que se tiene de Mauricio Silva”.

 

Mauricio Silva Iribarnegaray pertenecía a la Fraternidad del Evangelio, y estaba convencido que para poder ayudar a los trabajadores, a mejorar su situación, había que ser uno de ellos. Por eso se había ubicado como barrendero en la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires ya en 1974.

 

Antes, había sido compañero en diversas oportunidades de religiosos muy vinculados a la defensa de los derechos humanos y a las corrientes más tercermundistas de la Iglesia católica como Jaime de Nevares y Monseñor Angelelli.

 

En su homenaje, en 2003 la Legislatura instituyó por ley el 14 de junio como el Día del Barrendero de la Ciudad, y desde 2017, el Congreso Nacional declaró esta fecha como el Día del Barrendero a nivel nacional.

 

 

 

 

El homenaje del Barrio

Silva será recordado este sábado 15 de junio desde las 15hs en la Plaza del Corralón (Gaona 4660). El homenaje, impulsado por familiares, amigos, ex trabajadores del Corralón, el grupo de teatro El Épico y la Asamblea de Floresta, incluirá también el recuerdo de Julio Goitía y Nestor Sammartino, ambos trabajadores detenidos desaparecidos del Corralón, al igual que el cura.

 

A su vez, este año, al recuerdo, se le suma la exigencia de sostener la memoria en espacios concretos. “La actividad de este año tiene un rasgo particular porque además de realizar el homenaje en la nueva plaza que se inauguró hace poco, lo vamos a hacer reclamando el Espacio de Memoria que nos había sido reconocido por el gobierno de la Ciudad en una Acta Acuerdo y que ahora está siendo utilizado por el ministerio de Educación de la Ciudad por el Programa de Adultos 2000”, explica a Mabel Sampaolo, integrante de la Asamblea de Floresta. “Supongo que habrán querido enfrentarnos con esos compañeros pero en realidad estamos trabajando con ellos para organizar esta actividad -además de con los familiares y con El Épico de Floresta- así que lo que hacemos es sumar más actores a la construcción de la memoria. Esperamos que la Casona, que ahora está de lunes a viernes ocupado con educación, el sábado se abra para ser muestra de memoria y para albergar esta actividad”.

 

En ese sentido, Mabel destaca la importancia de defender la Memoria y la participación vecinal. “Estamos convocando a todos los actores barriales porque creemos que la memoria es imprescindible para construir un futuro mejor. La muestra es que en este trabajo hemos conseguido esta plaza tan fantástica para el barrio y que todos los vecinos y vecinas están disfrutando mucho. Por eso los esperamos el sábado”.

 

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar