Por sexto año consecutivo, este sábado 3 y domingo 3 de marzo se realizan los festejos de Carnaval en el ex Centro Clandestino de Detención Tortura y Exterminio “Olimpo”. La iniciativa parte de la idea-fuerza de que “la lucha es alegría y la alegría es carnaval”, busca recuperar el espíritu crítico y de sátira a los poderosos de esta fiesta popular prohibida por la dictadura cívico militar de 1976.

 

 

Este fin de semana la esquina de Ramón Falcón y Olivera, lugar donde hace 40 años se produjeron los hechos más terribles durante la última dictadura cívico militar, resignificará su historia y se transformará en una gran pasarela donde desfilarán, bailarán y harán sus denuncias Murgas y grupos de música. Por sexto año consecutivo, se realizará el Corso del Ex Olimpo, denominado Encuentro Barrial por la Memoria.

 

La iniciativa, organizada por la Mesa de Trabajo y Consenso del ex CCDTyE “Olimpo” y motorizada por la murga Suerte Loca, formada en este Espacio de Memoria, parte de la idea-fuerza de que “la lucha es alegría y la alegría es carnaval”. “Caracterizada por la crítica y la sátira a los poderosos, el carnaval siempre ha significado un espacio contestatario al orden establecido y de apropiación y disfrute de la calle por parte del pueblo a través de los corsos barriales. Es por ello que no llama la atención que la dictadura genocida de 1976, dentro de su plan sistemático de represión y control de la sociedad, haya prohibido los feriados de carnaval. Sin embargo, luego de largos años de lucha, se lograron recuperar en el año 2010”, señalan los organizadores.

 

Por otra parte, el festejo también se enmarca dentro de las actividades artísticas y culturales que son generadas para “la apertura y la apropiación comunitaria del ex CCDTyE “Olimpo”, aclara la Mesa de Trabajo y Consenso. Y reivindica el aporte de la cultura en la transformación social. “El festejo del carnaval, así como las múltiples actividades que se desarrollan desde hace más de 10 años en este espacio –aseguran los organizadores-, muestra a la cultura popular como herramienta para la lucha por la transformación social con el eje en los derechos humanos y por ende, constituye uno de los ejes centrales en la construcción de una sociedad democrática y justa”

 

Esto le da al corso una identidad particular. “Nosotros intentamos traer a las distintas murgas que están atravesadas por las temáticas de Derechos Humanos, de Memoria, de Verdad y de Justicia –explicó a Nadie nos Invitó Nicolás Carral, responsable de la radio que funciona en el lugar e integrante de la Mesa de Trabajo y Consenso-, como también a las murgas que al llegar al escenario de este festejo de carnaval, ahí en Olivera, al llegar al Olimpo, se cruzan con una realidad distinta y tienen que interpelarse e interpelar al otro. Murgas que tocan temáticas como el gatillo fácil, la prohibición misma del carnaval, las que traen las problemáticas de sus barrios son las que aparecen acá en el Olimpo”.

 

 

Prohibido prohibir el Carnaval, Una muestra de censura, de goce y de festejos

Este año, a su vez, se inauguró en el Espacio de Memoria la exposición Prohibido prohibir el Carnaval, que propone un recorrido por la historia del Carnaval, desde la época de la Colonia a nuestros días, a través de sus prohibiciones. La muestra no sólo permite observar “la persistencia de un festejo popular, como territorio conquistado por la clase trabajadora”, sino que a su vez funciona como un “Homenaje a lxs compañerxs murguerxs detenidxs-desaparecidxs”.

 

“Prohibido prohibir el Carnaval – Una muestra de censura, de goce y de festejos”, está basada en la investigación realizada en el ex CCDTyE “Virrey Cevallos” y en la Exposición de obras del Museo Vivo de Carnaval Metropolitano y de Martín Di Nápoli y se puede recorrer de Lunes a Viernes 10 a 17hs, hasta el viernes 1 de marzo.

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar