Connect with us

Comuna 10

FERNANDO MOYA: Gobierno de la Ciudad en campaña política y con ideas marketineras.

Published

on

Las contradicciones del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ante el DNU presidencial respecto de las clases presenciales, dan pie a opiniones del Comunero por el Frente de Todos, Fernando Moya Responsable del Área de Educación en la Junta de la Comuna 10, Moya dio detalles de la obra de la Escuela de Danza n°2 paralizada por orden de la Ministra de Educación de la CABA, en del Distrito Escolar 18, en Villa Luro, que tenía presupuestado 241 millones de pesos.

Al recordarle la nota anterior con una docente de la referida escuela que se encuentra paralizada y abandonada la obra, ahora también en peligro de derrumbe, el comunero aportó su visión.

“La obra está abandonada desde hace dos años sin ningún tipo de avance -corroboró Moya-, está en una etapa inicial parte del establecimiento, con lo cual tiene toda una mampostería que durante el último fin de semana a causa de la lluvia se empezó a desmoronar sobre la vereda (madera y mampostería de gran porte) que si cae a algún transeúnte que pase por Lope de Vega, corre peligro de vida”.

“Incluso los propios alumnos que tienen que concurrir tanto a la escuela de danza como la de cerámica están en peligro -alertó-. Es contradictorio que mientras el gobierno de la Ciudad exige mantener presencialidad en medio de una pandemia, pone en riesgo la vida de los transeúntes que pasan por una obra que por un fallo judicial está obligada a terminar la escuela de danza, sin embargo este fallo es una reivindicación que la comunidad educativa la tiene desde el año 2009” -recordó -.

El dirigente comunal también se refirió a una pérdida de gas que se reportó en el día de ayer y detalló.

“Mientras estaba reunido con la directora recorriendo parte del establecimiento nuevo, también por contradictorio que parezca pero para el gobierno de la ciudad en la escuela de Danza figuraba en el plan como ‘obra terminada’, mientras estaba una burbuja en el establecimiento, empezamos a sentir olor a gas muy fuerte, y la directora tomó contacto enseguida con el área de mantenimiento de la empresa, que está tercerizado a través de empresas privadas, y a las dos horas aproximadamente se pudo resolver el problema de la pérdida de gas. Hubo que suspender una de las dos burbujas que estaban en funcionamiento”.

-Acerca del sistema de burbujas ¿Cómo lo visualizan desde la Comuna?

“En la Junta Comunal somos un órgano colegiado, en caso de la Comuna 10, hay 4 comuneros del oficialismo y 3 de la oposición (FdT), en mi caso particular al ser responsable del área de Educación estuve recorriendo desde inicio de clases varias escuelas y la realidad choca con la visión que plantea el Jefe de Gobierno, porque a todos los establecimientos no se les ha hecho ningún tipo de inversión durante el último año, y diría durante los últimos 5-6 años, solo pequeños arreglos de carpintería o pintura, pero los establecimientos siguen siendo los mismos y tienen promedio de edad de 60-70 años, la mayoría son viejas casas adaptadas para ser escuelas y no tienen ventilación, muchas de ellas las aulas estaban vinculadas a un patio que fue echado y la mayoría dejó de tener circulación cruzada como para poder garantizar en este caso de pandemia una ventilación acorde”.

“Por eso -agregó-, la mayoría tiene ventilación indirecta y el gobierno de la Ciudad durante el mismo inicio del curso empezó a enviar a determinados colegios y no a todas las aulas, purificadores de aire, según información que tengo no son efectivos ni pueden garantizar la ventilación acorde a que se puedan mantener burbujas de 10-15 alumnos como tienen la mayoría”.

Al pedirle detalles sobre si existe algún relevamiento sobre el grado de concurrencia de los chicos a clases presenciales, el comunero aportó:

“Es muy difícil establecer un porcentaje en relación a la cantidad de establecimientos que están funcionando, pero al menos los que recorrí desde inicios de clases, unos 14 ó 15, ninguno tiene presencialidad completa de las burbujas, que se alternan por semanas, y con el aumento de casos que hubo en las últimas tres semanas, la mayoría de las burbujas se terminan suspendiendo por contacto estrecho o por casos positivos, con lo cual es una falacia de que se garantiza la presencialidad, porque de alguna manera -reiteró- la mayoría de los chicos ante la mínima posibilidad de algún caso positivo automáticamente quedan sin clases presenciales ni virtuales”.

“En la mayoría de los colegios muchas familias han presentado declaraciones juradas de que no envían a los chicos por temor al contagio, y los docentes que tienen sí o sí que garantizar la presencialidad, tampoco pueden garantizar la virtualidad de los que no van a clases”.

“La realidad es que el gobierno de la Ciudad enarbola la idea marketinera de decir que garantiza la presencialidad por la prioridad en educación, cuando en el año de pandemia redujo casi en un 70 % el presupuesto de infraestructura escolar, está prácticamente en campaña política y poco le importa la educación, que no le importó en sus 14 años de gestión” -afirmó rotundo el dirigente comunal-.

“El gobierno de la ciudad está utilizando como excusa una falsa presencialidad para no garantizar el derecho a la educación de todas y todos los alumnos” -concluyó-.

www.gacetadeversailles.com.ar

Trending