Connect with us

Comuna 10

Organizan mapa colaborativo con demoliciones de patrimonio arquitectónico de la Ciudad | Aparecen casas de Floresta en peligro

Published

on

“Este mapa de denuncias de vecinos muestra cómo la demolición paulatina de piezas de nuestro patrimonio arquitectónico, paisajístico e histórico está destruyendo nuestro entorno urbano inmediato”, asegura Basta de Demoler, la ONG que impulsa la iniciativa. El mapa, donde aparecen al menos dos propiedades ubicadas en la Comuna 10 -una en Rivadavia al 8100 y otra en Ensenada y Rivadavia- fue confeccionado de manera colectiva y está abierto a la participación. “Podes ayudarnos a sistematizar la información de tu barrio completando tu denuncia”, invitan desde la ONG.

 

Para incluir una denuncia, deben entrar aquí 

Link al mapa colaborativo, aquí

 

 

Si bien el patrimonio porteño está preventivamente protegido por la ley 3056, hay llamativas excepciones por falta de criterio de la autoridad de aplicación. Además, algunos de los permisos de obra aprobados por el Poder Ejecutivo han sido duramente cuestionados por la Justicia al violar la protección legal ya votada en la Legislatura. A pesar de las irregularidades documentadas por los vecinos, las ONGs y los fallos de la Justicia, vemos con alarma la discrecionalidad y falta de transparencia de los organismos que deciden qué edificios se conservan y cuáles no.

 

 

Imagen. Mapa colaborativo con demoliciones y pérdida de patrimonio arquitectónico

 

En 2011 mediante un amparo presentado por la ONG Basta de Demoler, la Justicia obligó al Poder Ejecutivo a que completará el catálogo definitivo de bienes patrimoniales con el objetivo de establecer reglas claras para los vecinos y la industria de la construcción.

 

El organismo encargado de determinar el valor de los edificios de la ciudad es el Consejo Asesor de Asuntos Patrimoniales (CAAP). Pertenece a la Dirección General de Interpretación Urbanística (DGIUR), dependiente de la Subsecretaría de Planeamiento del Ministerio de Desarrollo Urbano.

 

Según su sitio web, luego de la evaluación del relevamiento generado por la FADU de la UBA, el CAAP, de un universo de 141.000 edificios anteriores a 1941 que podrían ser declarados patrimonio arquitectónico, seleccionó tan sólo el 13% para tratar su protección por la Legislatura. Aún así, estos 18.500 edificios están en un limbo legal, sus proyectos de ley de protección están perdiendo estado parlamentario y los otros muchos serán noticia de ahora en adelante.

 

 

 

Imagen. Propiedad ubicada en Ensenada 43, comuna 10

 

 

Si bien no todo debería ser protegido; la discrecionalidad del catálogo permite la pérdida lenta pero segura de cientos de edificios patrimoniales. Día a día se dilapida patrimonio social, cultural y económico invaluable capaz de generar mayor calidad de vida, m2 para vivienda social y valor agregado para nuestra economía. Exigimos, junto con otros 16,000 firmantes, que se realice una auditoría al CAAP y a la DGIUR.

 

Buenos Aires está gobernada por la especulación inmobiliaria. Pese a que la población de la ciudad no aumenta desde mitad del siglo XX, cada vez se permite construir más y a mayor altura sin respetar el entorno barrial, los edificios patrimoniales ni mejorar la infraestructura de los servicios. La calidad de vida en la ciudad disminuye mientras la vivienda ociosa aumenta.

 

Lejos de solucionar el déficit habitacional, las obras nuevas se concentran en el mercado ABC1 ampliamente sobre ofertado y muchas de las unidades terminadas permanecen vacías. Por el contrario, existen herramientas dentro del Código Urbanístico para ayudar a los propietarios a mantener el patrimonio. Por ejemplo; financiamiento a través del nunca implementado Fondo Para la Recuperación de Bienes Catalogados (FEREC) o programas de recuperación de patrimonio para reconversión a vivienda social como los existentes en el barrio viejo de Montevideo.

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar

Trending