Connect with us

Comuna 10

Pese al rechazo de las familias, otra escuela de la Comuna 10 pasa de jornada simple a completa

Published

on

El viernes 23 de septiembre, familias de la comunidad de la Escuela N°14 D.E. 18 “Guillermo Hudson”, ubicada en Arregui 6840, realizaron un abrazo simbólico en la puerta del establecimiento, en defensa de la Jornada Simple.

 

 

Escribe: Perla Natalia Castillo

 

La escuela “Guillermo Hudson” es otra de las escuelas que la Comuna 10 que pasarán a ser Jornada Completa a partir del momento que el Ministerio de Educación confirmó de forma oficial, a través de las plataformas de inscripción para el próximo año, el comienzo de esta nueva modalidad en el establecimiento.

 

Como en la mayoría de las escuelas que se vieron afectadas por esta noticia, muchas familias salieron a defender la jornada simple, modalidad que eligieron para sus hijos a la hora de inscribirlos en la primaria.

 

En el mes de agosto, las escuelas que se verían afectadas con este cambio se fueron reuniendo con las conducciones que fueron informado a las familias de este cambio de modalidad, muchas veces para evitar reacciones adversas, esta información se fue suavizando a través de supuestas encuestas que no daban lugar a elección, solo dejando espacio para una aceptación o una invitación a cambiar de escuela.

 

 

 

Todas las escuelas que se vieron conmocionadas por el cambio repentino, acuerdan que muchas familias por miedo a perder la vacante aceptaron la propuesta ante la opción de retirar a sus hijos del establecimiento para sostener la jornada simple.

 

La medida fue impuesta por parte del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires y no fue muy resistida por las conducciones, que en su mayoría se plegaron a engañar a las familias con falsas encuestas y fomentando la división de las comunidades, dejando a los chicos en medio de una disputa que poco y nada les aclara el panorama.

 

Quienes aceptan la doble jornada se quedan en la escuela hasta el final, pero en muchos casos este cambio implica dejar atrás las actividades extra escolares deportivas, artísticas, recreativas, así como terapias y tratamientos que se verán afectados de ahora en más.

 

 

 

 

Sin derecho al pataleo y disfrazado de democrático, el pase de jornada simple a completa parase ser un hecho y el lunes 8 de octubre, en las plataformas on-linde de inscripción 2023, varias escuelas ya aparecen como escuelas de doble jornada.

 

Chicas y chicos de primero a sexto grado aceptarán esta modalidad o tendrán que irse a otra escuela, cumpliendo así el Ministerio de Educación de CABA, su promesa de comenzar a trasformar las escuelas de jornada simple en completas, un plan que parece tener como mira transformar todas las escuelas de la ciudad, en un proyecto que no deja en claro cómo se resolvería el tema de las vacantes, ya que las vacancias que hoy se reparten en dos turnos, sería inviable sostenerlas en una jornada completa, por ende la capacidad se reduciría a la mitad.

 

“Estamos preocupados porque no tenemos resolución ante los reclamos que estamos haciendo para que la escuela no pase de jornada simple a completa de esta manera inconsulta y abrupta” reclamaban las familias en la puerta de la escuela G. Hudson el viernes 23 de septiembre.

En todas las escuelas que proponen esta trasformación. las familias coinciden en su relato a la hora de contar como fueron informadas.

“La única información que mandaron fue una nota muy tendenciosa porque proponía que la escuela vote si estaba a favor del pase a jornada completa, y en caso contrario te sugería que inscribas a tu hijo en otra escuela”, comentó Alejandra, mamá de la comunidad.

Como tantas otras escuelas que siguen defendiendo la jornada simple, la escuela 14 realizó un amparo esperando que alguien se acuerde de sus hijos y del derecho que tienen como familias de decidir cómo organizar sus vidas.

 

 

 

 

“Tenemos un amparo ante la Defensoría N°2 y eso ya está avanzando, también nos acercamos al Ministerio y hablamos con algunos legisladores, pero hasta ahora no tenemos nada concreto”.

Otro patrón que se repite en las escuelas que cambiarán de modalidad es que no cuentan con la infraestructura necesaria para llevar adelante el pase a jornada completa, porque no cuenta con comedor y/o cocina.

Este también fue uno de los reclamos de las familias de la escuela 14 “No hay comedor en el colegio, por ende van a comer en los pasillos”, comentaban en la puerta de la escuela, abrazándose entre ellas en un ahogado y solitario reclamo, ya que esta medida logró dividir a todas las comunidades.

“Este cambio desorganiza la vida de toda la comunidad, porque estamos llegando al final del año lectivo, y necesitamos poder resolver la vida tal cual la tenemos organizada. Están diciendo que las viandas se van a tener que pagar si no se saca una beca o se va a tener que pagar $7.000, ¿quién va a pagar eso?, si estamos mandando a nuestros hijos a la escuela pública”, comentaron las familias.

 

No se puede analizar esta propuesta sin tener en cuenta que el proyecto del GCBA de modificar la modalidad de jornada simple, no respeta el principio internacional del respeto al interés superior del niño dispuesto en el art. 3.1 de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (norma de rango constitucional a tenor de lo dispuesto por el art. 75, inc. 22, C.N.). Así como tampoco respeta, el artículo 39 de la CCABA que establece que la Ciudad “reconoce a los niños, niñas y adolescentes como sujetos activos de sus derechos, les garantiza su protección integral y deben ser informados, consultados y escuchados. Se respeta su intimidad y privacidad. Cuando se hallen afectados o amenazados pueden por sí requerir intervención de los organismos competentes”.

 

Mientras las familias todavía no pueden comprender el atropello que están viviendo, el Gobierno de la Ciudad avanza sin piedad y sin diálogo, a fuerza de encuestas que van y vienen para responderse a sí mismos lo que quieren responderse y dejando a las familias junto a sus hijos en un limbo interminable.

 

 

 

“No hay nada concreto de cómo se va a implementar, qué programa van a tener los chicos en las cuatro horas de la tarde y todo esto nos perjudica a nivel familiar. Por ejemplo, hay chicos que tienen terapias, tienen tratamientos especiales por la tarde, también hay chicos que están federados porque hacen deporte o hacen actividades recreativas, de arte, de música y no van a poder continuar.

Aparte uno ya se armó el año lectivo, se organizó para llevar y traer a los chicos de la escuela. Lo que van hacer es venir a complicar nuestras vidas, en nuestro caso, a dos años de terminar la primaria.

Tampoco se sabe cuáles van a ser las escuelas de jornadas simples que van a quedar. Está proyectado que todas las escuelas de Capital Federal pasen a jornada completa, de lo cual se deduce que van a ser menos las vacantes disponibles por establecimiento.

 

Es una medida inconsulta que no tiene en cuenta el derecho de los chicos, porque los chicos vienen de dos años de pandemia, donde no vinieron a la escuela un año y al otro tuvieron que adaptarse a nuevas normas, a nuevos protocolos, y ahora quieren meterlos ocho horas en las escuelas, sin una propuesta educativa” manifestaron las familias en la puerta de la escuela que de un día para otro se convirtió en un lugar hostil.

 

Luego del abrazo, las familias se enteraron que la escuela estaba recibiendo las mesas que se usarán en el horario de almuerzo y el lunes 8 al abrirse las inscripciones on-line 2023 pudieron comprobar que la escuela ya aparece como doble jornada.

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar

Trending