La legisladora María Rosa Muiños presentó un pedido de informes en la Legislatura para que el gobierno de la Ciudad dé a conocer la aplicación de la normativa aprobada a finales de 2018 que ahora, en el marco de la reestructuración del espacio público debido a la pandemia de Covid-19, se vuelve esencial para poder estar al aire libre.

 

 

Escribe: Alejandro Volkind

 

 

En diciembre de 2018, la Legislatura porteña votó por unanimidad la Ley 6.107 que obliga a instalar baños públicos en grandes plazas y parques de la Ciudad cuya superficie tenga un mínimo de tres hectáreas, normativa que contó con el apoyo de, entre otros, el Consejo Consultivo de la Comuna 10 (Ver Jornada de difusión y apoyo en la Plaza Vélez Sarsfield).

 

De esta forma, once parques de la Ciudad -Avellaneda, Centenario, Sarmiento, Chacabuco, Lezama, Rivadavia, Indoamericano, Saavedra, Costanera Asur, Palermo, Agronomía- deberían contar con baños públicos que incluyan módulos con inodoro y puertas con sus respectivas trabas de seguridad, y, en el área de lavabo se colocarían dos lavamanos, dosificador de jabón, porta-toallas de papel, basurero, espejo y cambiadores para niños; tanto en baños masculinos como femeninos, o bien en un área accesible para ambos sexos.

 

En enero de 2019, el subsecretario de Administración General y Uso del Espacio Público del Ministerio de Ambiente porteño Juan Pablo Limodio aseguró que durante el primer trimestre de ese año el gobierno iba a realizar un plan en etapas para implementar la ley. “Primero nos vamos a focalizar en los parques con mayor afluencia de gente y en los que haya circuitos aeróbicos. Todavía no tenemos definido el modelo de baños que vamos a instalar. Analizamos distintas opciones, como algunos más novedosos, con tecnologías autolimpiantes, o los tradicionales», aseguró.

 

Sin embargo, a 18 meses de la promulgación de ley, poco y nada se ha avanzado. 

 

 

 

Por eso, en este contexto atravesado por la pandemia de Covid 19, donde el gobierno viene impulsando una restructuración del Espacio Público, principalmente vinculado a las actividades gastronómicas, el pedido de informes presentado por Muiños solicita saber:

-La cantidad de baños dispuestos en los parques públicos a partir de la sanción de la norma;

-El estado de las etapas del plan que ha determinado la autoridad de aplicación en los parques de superficie de un mínimo de 3 (tres) hectáreas;

-Si se han incorporado al plan de implementación de los baños públicos, parámetros tales como el radio de influencia, densidad poblacional de uso, existencia de circuitos deportivos en el mismo; y

-Si, debido a la Pandemia por Covid 19, se han incorporado las recomendaciones sobre asepsia de los lugares y suministro de insumos para los usuarios, según las recomendaciones de las normativas vigentes.

 

“Hoy en día, luego de encontrarnos atravesando una cuarentena por la Pandemia del COVID 19 y ante la posibilidad de poder concurrir a los espacios públicos con la distancia que corresponde y los nuevos hábitos de higiene, de plantear nuevas formas de comercio que implican el uso del espacio público, es prioritario dotar a dichos espacios de todos los elementos que los vecinos necesiten para posibilitar la recreación y sus actividades comerciales”, asegura Muiños entre los fundamentos del proyecto.

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar