El gobierno de la Ciudad habilitó una aplicación desde la cual los vecinos pueden fiscalizar las obras que se llevan a cabo.

 

 

A través de la app BA 147, los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires pueden fiscalizar las obras en las veredas que se realicen en su barrio. ¿Cómo funciona? Una vez que se descarga la aplicación – desde Google Play o Apple Store– el vecino será notificado cada vez que una empresa le pida permiso a la Ciudad para realizar una obra cerca de su casa y de esta forma saber qué empresa realizará las obras y los tiempos previstos de ejecución.

Sin embargo, la función central es la fiscalización de la obra, ya que los problemas vienen cuando la empresa termina la obra y deja las veredas en pésimas condiciones. Los datos lo confirman: según mediciones oficiales, en la ciudad de Buenos Aires todos los meses se realizan alrededor de 17 mil aperturas de veredas y el 27% de las denuncias de los frentistas se relacionan con problemas en los cierres de las obras.

 

Por ello, la aplicación posibilita ingresar una solicitud desde el lugar en que se sitúa el usuario o el trabajo a realizar, utilizando el localizador geográfico (GPS) del teléfono y la cámara. Y subir fotos para graficar cómo quedó la vereda y denunciar si, por ejemplo, en los días sucesivos se produjo un hundimiento o desperfecto que amerite una intervención inmediata.

 

 

 

El negocio de arreglar veredas

En 2019, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público es uno de los pocos que aumentó su presupuesto respecto al año anterior: 39.231 millones de pesos.
Sin contar el contrato de “Servicio de higiene urbana” (recolección de basura, el más grande de la Ciudad), el presupuesto para el área de Vías peatonales (veredas) es el más importante: 2610 millones de pesos.

 

“Para tomar dimensión sobre lo descomunal de este gasto, basta decir que este presupuesto duplica lo que el Gobierno de la Ciudad invertirá este año en infraestructura escolar (1256 millones). Para mitigación de riesgos de infraestructura escolar, hay destinados sólo 50 millones”, asegura la legisladora Andrea Conde, en una nota publicada en el portal Nuestra Voces.

 

A su vez, la diputada del Bloque Peronista María Rosa Muiños señaló en medio del debate sobre el Presupuesto 2019 la “incongruencia de valores” por arreglos de veredas con roturas similares y en zonas parecidas y puso como ejemplo que “para Pacheco de Melo y Pueyrredón está presupuestado el arreglo de una vereda en 6.115.771 pesos; mientras que el arreglo de otra vereda en Las Heras y Pueyrredón- a tan solo una cuadra de distancia- está presupuestado en 3.190.659 pesos.

 

“Tengo infinidad de casos como estos”, aseguró Muiños en ese momento. “No hay un valor único para la reparación de veredas. Yo lo entiendo porque depende del grado de daño que tenga esa vereda, pero tomamos veredas con similitud de daño. Por ejemplo, las diferencias entre cinco propuestas de arreglo de veredas de la misma longitud –dos de ellas sobre la misma calle–, van desde menos de 3 millones a más de 19 millones”.

 

Según denunció el portal El destape, entre los grandes beneficiados en la construcción de veredas se destacan aportantes de campaña de Mauricio Macri y el propio Horacio Rodríguez Larreta. Tal es el caso de Altote S.A, que en el último período recibió $93.189.252 (14% más de lo presupuestado) solo en mantenimiento y construcción de veredas, y más de 400 millones en obras en la gestión Larreta. Su titular, Eduardo Otero Machado, figura en los estados contables del PRO de 2015 con un aporte de 125 mil pesos.

 

Los perjudicados, los vecinos

Entre los perjudicados, por supuesto, se destacan los vecinos de a pie. En la Ciudad, según una encuesta de la Dfensoría del Pueblo de la Ciudad, el 49% de los porteños considera que el estado de las veredas es regular y que falta un mantenimiento más fuerte. Las principales responsables: las empresas de servicios.

 

En la Comuna 10, para dar sólo un ejemplo, recientemente se cambiaron baldosas en la zona de Villa Real, sin embargo, tal como advierte el vecino Carlos Awdeczuk, la empresa hizo lo contrario a lo que se necesitaba: reemplazaron las que estaban en buen estado y mantuvieron las que estaban rotas. “Nuevas veredas con baldosas en Moliere desde Beiro a Ramón Lista donde había veredas en buen estado….a solo una cuadra frente a la plaza Las Toscaneras destruidas, pero QUEDARAN ASI!”.

 

 

 

Ver articulo completo en : www.nadienosinvito.com.ar