Connect with us

Comuna 11

Largas colas por el pan dulce más famoso, que hasta tiene reventa en Mercado Libre

Published

on

No es diciembre sin la cola en la esquina de Venezuela y San José, en el barrio porteño de Monserrat. Un clásico de las fiestas de fin de año: la gente espera lo que sea necesario bajo el rayo del sol, incluso agobiados por el calor, para llevarse a casa el pan dulce más famoso de la Ciudad.

No es el único, y los gustos y las recetas de pan dulce son muchísimas y variadas, pero el de Plaza Mayor continúa siendo el único que genera largas filas. Es un día de la semana de Nochebuena a las 3 de la tarde, con 36.8 grados de sensación térmica, y la gente espera pacientemente sobre la vereda de calle Venezuela.

Adentro del local de Plaza Mayor, los empleados despachan pan dulce a todo ritmo, sin parar, intentando que avance rápido la cola y que la gente espere a la intemperie lo menos posible.

“Este año me voy con el carrito lleno, porque soy la encargada de comprar para mi familia y otras familias amigas del edificio en el que vivo. El año pasado sólo compré dos -dice Adela, vecina de Once-. La Navidad pasada hicimos una reunión muy chiquita, esta vez vamos a ser más. No muchísimos porque nos juntamos en un departamento, estamos todos pendientes del aumento de los contagios y ya se bajaron dos matrimonios de amigos. Pero no queríamos resignar la tradición del pan dulce“.

Este año el precio del pan dulce trepó a los $ 2.000, casi el doble que el año pasado, cuando costaba $ 1.200. Como siempre explican y remarcan en Plaza Mayor, jamás resignan la calidad de los ingredientes. Muchos de ellos importados, como algunos de los frutos secos que coronan este pan dulce “bajito”.

“Tuvimos muchas dificultades con la importación de frutos secos y la inflación también impactó en el precio”, explica Federico Yahbes, gerente y propietario de Plaza Mayor.

Yahbes enumera los ingredientes del afamado pan dulce: “Nueces, avellanas, castañas de cajú y almendras. Además, frutas abrillantadas, cerezas e higos. Harina, polvos, una cantidad de levadura que lo deja más bajito que los de otras casas, y manteca”.

Para obtener los mejores resultados, se sabe que la pastelería requiere rigurosidad no sólo en la calidad de los ingredientes, sino también en las medidas. Aunque amable, Yahbes dice una y otra vez que la receta no se comparte y que es un secreto familiar.

En estos días se encuentra preocupado porque le cuesta mucho generar conciencia entre los clientes acerca de las medidas de prevención por el coronavirus: “Tenemos la vereda marcada para que la gente pueda hacer la cola con distanciamiento social, pero casi no se cumple. El año pasado había sobre todo mucho cuidado, este diciembre la gente está más relajada“, cuenta.

Lo curioso del pan dulce de esta casa es que nació casi de casualidad. En los 80 Ricardo Yahbes, papá de Federico, quería promocionar la sidra tirada. Entonces se le ocurrió servirla como gentileza al final de la comida, acompañada de “algo”. Y ese “algo” fue el pan dulce que cocinaba su madre, doña Tita Marcone.

Pero los clientes no se conformaron sólo con una porción. Empezaron a pedirlo, casi a reclamarlo. Así es como nació la producción y venta masiva. Durante el año, el pan dulce que se vende es un poco más pequeño. Cuando se acerca fin de año ya empiezan a producir un tamaño más grande, de un kilo.

Este año se organizó la venta del pan dulce con dos franjas horarias: de 9 a 11 y de 17 a 19. Una y otra vez Yahbes aclara que el restaurante es el único lugar oficial en donde se vende el pan dulce. Es decir que todas las ventas que se ven en Mercado Libre y en redes sociales, no son oficiales. En ML piden desde $3.500 hasta $7.000. Incluso, ofrecen el pago en cuotas.

La entrada Largas colas por el pan dulce más famoso, que hasta tiene reventa en Mercado Libre aparece primero en villadelparqueinfo.com.ar.

Leer nota completa en: www.villadelparqueinfo.com.ar

Trending