Ni 48 ni 72 horas: a seis días del derrumbe de un edificio en construcción en Sáenz Peña, partido de Tres de Febrero, la colectora de la avenida General Paz sigue cerrada por los trabajos para remover los escombros. Son ocho pisos de hormigón en trozos, que los operarios parten con percutoras para llevárselos en camiones.

El edificio estaba ubicado en el cruce de Estocolmo con la avenida General Paz y estaba terminado en un 80%. Unos minutos antes de las 2 de la madrugada del jueves 8 de agosto, los vecinos escucharon una explosión. Después vieron cómo una nube de polvo avanzaba hacia sus casas. Pero lo que pudo ser una tragedia no pasó de un susto: el edificio cayó en forma lateral y no hubo víctimas ni daños graves en las viviendas vecinas.

Una cámara de seguridad registró el derrumbe de la estructura: en solo unas milésimas de segundos se ve cómo cae como si se tratara de un castillo de naipes, sin ninguna resistencia. Las fotos posteriores muestran cómo quedaron encimados los pisos, caídos de costado.

El jueves estimaban que iban a tardar 48 horas en despejar la colectora de la General Paz. Sin embargo, a casi seis días del derrumbes siguen trabajando. Los operarios están trabajando manualmente. Usan percutoras para romper los bloques de hormigón que formaban parte de la estructura del edificio. Estos pedazos más pequeños son llevados en camiones.En las primeras observaciones que realizó Defensa Civil del municipio, “no habría cedido la cinta asfáltica”. Por lo tanto, una vez que terminen de sacar los escombros podrán reabrir la colectora.

Aún no hay novedades sobre las pericias, que darán alguna precisión sobre qué ocasionó el derrumbe. Lo que sí se sabe es que el edificio originalmente iba a ser de diez pisos: el 18 de noviembre de 2015 había recibido una excepción al Código de Planeamiento Urbano del municipio y dos días después ya tenía los planos aprobados. Todo esto sucedió unos pocos días antes de que el ex intendente Hugo Curto dejara el poder, cosa que sucedió el 10 de diciembre. Para esa misma época, la misma constructora obtuvo dos excepciones más para otras obras.

No fue la única excepción durante los días previos a que Curto dejara el poder: hubo otras 110. Todas fueron revisadas con el cambio de gestión. En el caso del edificio que se desplomó, debió adecuarse a la normativa y reducirse hasta los 8 pisos.

El profesional a cargo de la obra es Jorge Luis Alvarez; y la empresa constructora, Creol SRL. El arquitecto había tenido una suspensión de un año por irregularidades reiteradas cometidas en 7 obras.

En relación al edificio que se desmoronó, la municipalidad pudo constatar en diferentes inspecciones, ampliaciones que no estaban detalladas en los planos, como la construcción de un SUM en una terraza, con lo que se superaba el metraje de altura del edificio. También detectaron diferencias con el plano original y que el cartel de obra se refería a oficinas cuando en realidad se construían viviendas. La constructora tuvo que pagar $ 45 mil pesos de multa.

Hasta tanto los peritajes determinen qué pudo haber pasado, el profesional está suspendido para ejercer en el municipio de Tres de Febrero. 

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar