Una dieta vegana completa y variada aporta a las mujeres y sus bebés “todos los nutrientes necesarios durante el embarazo y el amamantamiento”, afirmaron nutricionistas y expertos en fertilidad y reproducción.

“Aquellas mujeres con un adecuado estado de salud y con dietas veganas apropiadas pueden tener un embarazo saludable. Distinto es el caso de mujeres con carencias nutricionales o complicaciones durante la gestación, en las que es fundamental una evaluación médica para determinar la dieta y suplementos necesarios”, explicó a Télam la especialista en reproducción asistida Bárbara Liotti.

Liotti, quien trabaja en IVI Buenos Aires, afirmó que el estado nutricional, tanto en la mujer como en el hombre, tiene un rol “muy importante” en la reproducción. “Un estilo de vida saludable y la incorporación de hábitos nutricionales adecuados mejoran las chances reproductivas y disminuyen los riesgos obstétricos”, aseguró.

Por su parte la nuricionista Liliana Grimberg destacó que “lo más importante es ir cambiando los alimentos entre sí, para lograr proteínas de buena calidad”.

“Para quienes comen de todo, la proteína de la carne, el huevo o el queso son de buena calidad, pero los veganos tienen que buscarlas entre los cereales, las legumbres, el tofu, los frutos secos y las semillas y combinarlos entre sí para obtenerlas”, detalló a Télam la profesional, coordinadora de nutricionistas del Centro Ravenna.

En ese sentido, Liotti precisó que para lograr el objetivo de una alimentación equilibrada y una buena fertilidad se necesitan aportes adecuados de las vitaminas A, D, C y E y de minerales y macronutrientes, como omega 3, ácido fólico, zinc y selenio.

En cuanto al zinc, señaló que tiene un papel “esencial” en la fertilidad, ya que “protege al óvulo y al espermatozoide del daño oxidativo e interviene en los procesos de desarrollo embrionario”.

“Puede hallarse en carnes magras, pescados, mariscos y huevo, y en menor proporción en legumbres y frutos secos. Por último el selenio, presente en huevos, carnes, pescados y frutos secos, tiene también una función antioxidante y participa en el desarrollo embrionario”, completó.

En ese sentido el presidente de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), Jorge Tartaglione, recordó a Télam que “solo un 6% de los argentinos cumple con la recomendación de consumo diario de al menos cinco porciones de frutas y verduras”.

“Una buena alimentación contiene una amplia variedad de productos ricos en nutrientes y antioxidantes, presentes en frutas y verduras con una adecuada selección de grasas, baja en azúcar y moderada en sodio”, recordó el cardiólogo.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar