Con la medida que el viernes suspendió la actividad de delivery de las plataformas Rappi, Glovo y Pedidos ya, continúa el cruce de amparos y apelaciones en la Justicia, que tiene como protagonistas a las empresas, a los sindicatos, al Gobierno porteño y al juez Roberto Gallardo. El magistrado fue recusado por una de las aplicaciones, Glovo, que confirmó que presentó un escrito este mediodía.

No es la primera vez que Gallardo es recusado. En abril, la una medida similar llegó de parte del Gobierno porteño, a través de la Secretaria de Transporte. Desde allí también presentarán una apelación del fallo judicial. 

A través de una resolución de ejecución inmediata, Gallardo suspendió el viernes la actividad de reparto en motos y bicicletas. Dispuso que las empresas regularicen la situación laboral de su personal, que cumplan con el Código de Tránsito y Transporte; además bloqueó los pagos con tarjetas de crédito y dispuso que se hagan operativos policiales para decomisar las mercaderías de los repartidores. De alguna manera u otra, todas fueron ignoradas por los involucrados. Y las aplicaciones confirmaron hoy las apelaciones.

La presentación en la Justicia fue promovida por ASiMM (Asociación Sindical de Motociclistas, Mensajeros y Servicios) y su secretario adjunto, Maximiliano Arranz, le dijo a Clarín que no tenían expectativas de que las empresas cumplieran la medida ordenada por Gallardo. Y se preguntó: “Por qué lo harían si son empresas que vienen demostrando que operan ignorando las leyes locales. Por otra parte, no cumplieron ninguna de las medidas anteriores”.

En diciembre, la Justicia ya había ordenado al Gobierno porteño que adopte “las medidas necesarias para regularizar el funcionamiento” de estas app; además, que “implementar controles para que la actividad se desarrolle en acuerdo con la ley“. Y puso el foco en “salvaguardar la seguridad” de los trabajadores. 

Para Arranz el fondo de la cuestión tiene que ver con el objetivo de “vulneren los derechos laborales. Hay una ley, la 5.526/16, que regula la actividad y que estas empresas ignoran. Tanto las app como el gobierno llevan la discusión hacia la idea de los “pobres chicos que se quedan sin trabajo”, pero digamos que se trata de mano de obra casi esclava, estas app no funcionarían si no hubiera dos dígitos de desempleo”, concluyó. Aportó datos que maneja desde su sector: calculan que estos trabajadores perciben unos $ 40 por recorrer distancias de entre 8 y 10 kilómetros; que no pueden rechazar viajes -porque bajan su ranking y luego no les dan pedidos- y que ya no se respetan zonas o áreas de reparto, por eso hacen recorridos más largos. Por otra parte, indicaron que reciben 5 denuncias por accidentes por semana.

Desde la Policía de la Ciudad confirmaron que los operativos de decomiso de mercadería ordenados por el juez arrancaron el sábado. “Se los identifica y se controla que tengan casco, chaleco refractario, libreta sanitaria y la caja fija en la moto o en la bicicleta, no la pueden usar como mochila. Se decomisa la caja y la mercadería. No se los detiene“, explicaron. Sin embargo no informaron el número de intervenciones realizadas durante el fin de semana.

Noticia en desarrollo

SC

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar