La Mediación en Línea (MEL) es una herramienta del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires para solucionar conflictos entre vecinos, como pueden ser problemas por la construcción de una medianera, desacuerdos por la administración del edificio o daños ocasionados por filtraciones, entre tantos otros. En ese sentido, el programa otorga un espacio de diálogo directo y participativo entre los involucrados, con la participación de un tercero que oficia de mediador y se encarga de facilitar la comunicación entre las partes.

En este 2020, debido a la cuarentena y al pasar mayor tiempo en casa, el servicio alcanzó el pico de casos tratados. De acuerdo a estadísticas del gobierno porteño, desde que comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, su utilización se incrementó en abril un 158 por ciento más que en el mismo mes del año pasado.

Hubieron 499 mediaciones en trámite, de las cuales 478 lograron concluirse con 421 (el 88%) acuerdos entre partes: 287 en forma total y 134 parcial.

En lo va del año se iniciaron 1.197 expedientes. Si bien la utilización del Sistema de Mediación en Línea venía aumentando desde enero, a partir del inicio del aislamiento, el 20 de marzo, el incremento de casos se aceleró.

De los 195 expedientes tratados en enero de 2020, pasaron a 222 en febrero, 281 en marzo y 499 en abril.

La mayoría (71 expedientes, el 15 por ciento) de las discrepancias se refirieron a problemas de filtraciones y humedad. Otros conflictos frecuentes estuvieron relacionados con la suciedad, los ruidos molestos, los desacuerdos personales entre vecinos y con la tenencia irresponsable, indebida o prohibida de animales.

Desde su puesta en marcha en 2017, el sistema ya lleva atendidos “unos cuatro mil casos” con “un promedio de acuerdo entre las partes superior al 80 por ciento de los casos”, indicó el director general de Justicia, Registros y Mediaciones del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, Nicolás De Stéfano.

Varias de las mediaciones involucraron a personas que estuvieron fuera del país al momento de la mediación o que viven en el interior.

El objetivo de la MEL es ofrecerse como una alternativa ante la falta tiempo libre, brindando un camino para evitar llegar a una instancia judicial mayor y con la facilidad de realizar audiencias en forma virtual.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar