Con el objetivo de ayudar a aquellos vecinos que sean diagnosticados con Covid-19 y que por ser trasladados a centros de salud no puedan cuidar de sus mascotas ni tengan con quién dejarlas, la Ciudad abrió una inscripción para que voluntarios puedan colaborar con la asistencia de perros y gatos . También se puede pedir el traslado hasta la vivienda de un allegado para que el animal no se quede solo en tanto se extienda la recuperación.

La Secretaria de Ambiente porteña, a través de Mascotas de la Ciudad , desarrolló el programa para el cuidado o traslado de las mascotas mientras sus dueños se encuentren hospitalizados o en aislamiento . En la ciudad hay unas 800.000 mascotas. Se estima que uno cada dos hogares tiene al menos una compañía del mundo animal. A su vez, 200.000 perros y gatos viven con una sola persona , según la Encuesta Anual de Hogares que se realizó en el distrito en 2018.

Recomendaciones a tener en cuenta:

Previo al traslado

  • No trasladar elementos como comedero, bebedero, juguetes, camas, etc.
  • En caso de no poder bañar al animal porque su temperamento o condiciones no lo permiten, se pueden utilizar toallitas higiénicas del tipo hipoalergénicas (y a manera de caricias, usarlas por sobre el animal y especialmente en las patas). Luego, ingresarlo en su transportadora y realizar el traslado al nuevo hogar.
  • Es importante utilizar guantes y barbijos cuando debas manipular cualquier objeto del animal.
  • Los perros se pueden bañar para ello, hay que utilizar abundante agua y jabón blanco.
  • Desinfectar la correa y el collar/pretal. Se puede utilizar alcohol al 70% o solución de hipoclorito de sodio al 5% dependiendo el material.

Luego del traslado

  • Previo al ingreso al nuevo hogar, procurar limpiarle las patas de la misma manera que cuando se realiza el paseo sanitario, con agua y jabón.
  • Dejar que el animal se habitúe al nuevo espacio y darle tiempo para reconocer el lugar, sin ser invasivos con ellos.
  • Es importante poder disponer de un lugar dentro de la casa para que puedan estar tranquilos.

Recomendaciones para pasar la cuarentena con un perro

  • Si el perro viene en un departamento y está acostumbrado a salir a pasear para hacer sus necesidades, se lo puede sacar minimizando el tiempo de paseo y el contacto con otras personas (al igual que en cualquier otro ámbito), manteniendo siempre las medidas de prevención brindadas por las autoridades sanitarias.
  • Lavarse las manos antes y después del paseo. Al volver del mismo te recomendamos limpiar sus almohadillas con alcohol en gel o alcohol al 70%.
  • Pasearlo siempre con collar, correa, chapita identificatoria y bolsa para recoger las heces de tu mascota.
  • Durante el paseo evitar las plazas y parques con caniles.
  • En caso que el dueño deba cumplir con el aislamiento preventivo, debes coordinar con alguien que pueda sacarlo por vos, tomando todos los recaudos necesarios y evitando todo contacto.
  • Siempre es recomendable dedicarle tiempo al juego e interacción con perro e intentar no modificar demasiado las rutinas habituales (salvo que su dueño esté en aislamiento preventivo.
  • Si son los primeros paseos de la mascota, estimulalo para hacer una asociación positiva con caricias, premios o palabras afectuosas.
  • Dentro del hogar fomentá el juego, la exploración y el uso del olfato.

Recomendaciones para pasar la cuarentena con un gato

  • Lavarse las manos antes y después de limpiar su bandeja sanitaria.
  • Compartir con ellos momentos de juego y de descanso (salvo que estés en aislamiento, en ese caso se recomienda minimizar todo contacto con animales).

Visita al veterinario

  • Si es necesario llevar a la mascota al veterinario, es recomendable realizar la consulta en forma telefónica respecto a la necesidad de acudir o no al consultorio. En caso de ser necesario, es recomendable que agendar un turno, con la finalidad de evitar la acumulación de personas en la sala de espera.
  • Si es indispensable concurrir a la veterinaria es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:
  • Si el dueño se encuentra dentro de un grupo de riesgo, se puede pedir a algún vecino o familiar que lo haga, así se evita el contacto con otras personas.
  • Utilizar gel desinfectante al ingreso y a la salida de la clínica veterinaria.
  • La permanencia en la sala de espera deberá ser restringida a un máximo de personas que permita dejar por lo menos 1 metro de distancia de seguridad entre los presentes, o dejando una silla vacía de por medio.
  • Cada animal debe ser acompañado solamente por una persona, y es recomendable esperar afuera hasta ser llamado.
  • Para los animales que están internados en una veterinaria, el profesional responsable, decidirá cuándo y en qué orden ingresarán las personas, con la finalidad de evitar hacinamientos en la sala.
  • Si el dueño está diagnosticado con COVID-19 y se encuentra en aislamiento domiciliario, y debe llevar el animal a la veterinaria, antes de tomar cualquier decisión es necesario comunicar esta situación al agente sanitario oficial que está atendiendo su caso. Como alternativa se puede llamar al 107, teléfono oficial de consultas del GCBA.
  • Si el dueño está diagnosticado con COVID-19, se recomienda restringir el contacto con perros, gatos y otros animales, tal como lo haría con otras personas.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar