Connect with us

Comuna 12

Cuidados y prevención del golpe de calor

Published

on

Sol a pleno y una máxima esperada de 36 grados. Y, según el pronóstico, las temperaturas por encima de 30 se mantendrá varias jornadas, por lo que en estos días es clave reforzar medidas de prevención para evitar que las marcas altas provoquen consecuencias indeseadas en la salud, como el agotamiento por calor o el golpe de calor.

Ambos son trastornos ocasionados por el aumento de la temperatura del cuerpo como consecuencia de la exposición prolongada a altas temperaturas y humedad o el esfuerzo físico intenso (ejercicios) en altas temperaturas. El problema es que en esas situaciones el cuerpo tiene dificultades para regular su temperatura.

El golpe de calor es una forma grave de lesión por calor, en el que la temperatura del cuerpo alcanza los 40 grados o más.

Cuáles son los síntomas del golpe de calor

– Una temperatura corporal de 40° o más

– Confusión o dificultad para pensar con claridad

– Ver u oír cosas que no son reales (alucinaciones)

– Dificultad para caminar

– Convulsiones o pérdida de la consciencia

¿Se deben realizar estudios médicos?

Si. El médico debe realizar un examen exhaustivo descartando otras causas de los síntomas y controlar la temperatura. Además, se realizan pruebas para determinar si el golpe de calor dañó otros órganos de su cuerpo, como análisis de sangre, orina, radiografía de tórax y si es posible un electrocardiograma para evaluar la actividad eléctrica del corazón.

El tratamiento principal consiste en enfriar el cuerpo del paciente lo antes posible. Los profesionales médicos pueden hacer esto de diferentes maneras, desde utilizar un ventilador hasta poner agua fría o hielo sobre el cuerpo. Si es posible, esto se puede realizar antes de llevar a la persona al hospital.

Una vez internado, se deberá tratar cualquier otro problema que haya causado el golpe de calor.

¿Se puede prevenir el golpe de calor?

Si. Cuando hace mucho calor o hay humedad, más aún las poblaciones de riesgo como son los ancianos o los bebés, se sugiere tomar las siguientes conductas para prevenirlo:

– Tomar descansos cuando se realice ejercicio y evitar los horarios de mayor calor.

– Beber suficiente cantidad de líquido, como agua o bebidas con mayor cantidad de minerales antes y después de hacer actividad física.

– Utilizar ropa suelta y liviana.

– Evitar permanecer tiempos prolongados dentro de un auto bajo el sol, sin la ventilación adecuada.

– Estar atento a los síntomas de “agotamiento” por calor (dolores de cabeza, mareos, náuseas o vómitos).

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar

Trending