El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires definió que condonará impuestos por dos meses a los locales no esenciales.

La administración de Horacio Rodríguez Larreta elevó un proyecto de ley a la Legislatura porteña, con el objeto de implementar “medidas de alivio económico” para aquellos comercios no esenciales cuyas actividades se vieron afectadas durante la cuarentena.

Entre las medidas que forman parte del proyecto está la condonación del Impuesto Inmobiliario/ABL durante los meses de junio y julio para aquellos comercios cuyas actividades sean no esenciales y refieran a la venta de bienes y la prestación de servicios.

Esta acción beneficiará a más de 110 mil comercios, entre los que se destacan bares, restaurantes, librerías, peluquerías, jugueterías, hoteles y gimnasios, entre otros.

Así, el Ministerio de Hacienda porteño dejará de recaudar unos $600 millones de pesos para así aliviar los bolsillos de los comerciantes que han estado más de 100 días con las persianas cerradas.

En este contexto, desde la administración porteña también se impulsará una nueva línea de créditos del Banco Ciudad para que los comerciantes afectados por el aislamiento puedan recomponer el capital de trabajo. Los nuevos préstamos serían por hasta $500 mil por comercio, con una tasa de interés fija del 12% (TNA) y un período de gracia inicial de 6 meses para el pago del capital e intereses y hasta 18 cuotas fijas.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar