El personal nucleado en la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (Agtsyp) protestó este lunes durante dos horas en la línea B, en cuyas estaciones abrió los molinetes ante “la falta de respuesta del gobierno porteño al reclamo sindical de compra de una flota completa de trenes libres de asbesto y un proyecto de desasbestización”.

“Desde marzo de 2018 el sindicato denuncia que las flotas de las líneas están en su mayoría contaminadas por ese material cancerígeno y que, no obstante tener conocimiento de la situación, ni Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) ni Metrovías S.A. hicieron nada en 15 años para modificar la realidad”, afirmó el dirigente Enrique Rositto.

El secretario de Prensa del gremio que lidera Roberto Pianelli señaló en un comunicado que “esa realidad arriesga de forma diaria la vida de miles de trabajadores del subte”.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar