Los países árabes tomaron medidas para impedir la llegada de personas procedentes de Irán mediante la suspensión de vuelos y el cierre de puertos, ante el brote de coronavirus en ese país, donde hay 43 casos registrados y 8 muertos hasta el momento.

Las autoridades de Amán anunciaron hoy la prohibición de entrada al país a no jordanos que provengan de Irán, China y Corea del Sur como “medida de precaución temporal” contra el COVID-19, mientras que sus ciudadanos que hayan estado en esos lugares serán sometidos a una cuarentena de dos semanas.

La Autoridad de los Puertos Kuwaití también comunicó este domingo el bloqueo de entrada a los barcos procedentes de Irán hasta nuevo aviso, dentro de las medidas preventivas para impedir la llegada del COVID-19 a territorio kuwaití, informó la agencia de noticias estatal KUNA.

La adopción de las medidas se produce dos días después de que la Autoridad de Aviación Civil anunciara la suspensión de todos los vuelos de ida y vuelta de la aerolínea estatal Kuwait Airlines a Irán, como indicó la compañía en la red social Twitter.

El viernes, Arabia Saudí prohibió a sus ciudadanos viajar a Irán, así como la entrada de extranjeros procedentes de ese país, a excepción de los que salieron durante más de catorce días, el período de incubación del virus establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“En base a la necesidad de mantener la salud pública, se decidió suspender el viaje de los residentes a Irán y la prohibición de entrada de los que no tienen la nacionalidad saudí”, señaló el Departamento de Inmigraciones en un comunicado del que se hizo eco la agencia de noticias estatal SPA.

Irak, que comparte fronteras con Irán, fue el primer país que tomó medidas preventivas. Su Ministerio de Transporte informó el jueves de la suspensión de los vuelos de la aerolínea Iraqi Airways, un día después de que Irán revelara los primeros casos de muertes y contagios, reportó la agencia EFE. Además, el departamento de Interior decidió suspender la concesión de visados en los pasos fronterizos terrestres a los iraníes que acuden a Irak para visitar las zonas turísticas de culto.

Este domingo, el primer ministro en funciones, Adel Abdelmahdi, ordenó una extensión de la moratoria ante los nuevos casos de contagios.

Baréin también prohibió el viernes la entrada de viajeros que hayan estado en los últimos catorce días en Irán, Singapur, Malasia y Corea del Sur, mientras que los ciudadanos bareiníes procedentes de esos países serán puestos en cuarentena, además de otros procedimientos recomendados por la OMS.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar