Rutas con alcohol cero o “corredores secos”. La idea se retoma cada tanto, pero nunca prospera. En su momento, a lo máximo que se llegó fue a la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas en las estaciones de servicio. Por eso, sorprende saber que cinco de cada diez personas estaría de acuerdo con que rija una suerte de ley seca en los paradores del camino. Además, siete de cada diez considera que debería haber más controles de alcoholemia. Estas son las principales conclusiones de un estudio realizado por el Observatorio Vial de Cecaitra, la cámara que nuclea a las empresas productoras de software vial.

El relevamiento fue realizado en la Ciudad y el Gran Buenos Aires. El 71% de los entrevistados pidió más controles de alcoholemia, el 11% consideró que no había que aumentarlos y un 18% no estuvo de acuerdo con ninguna de esas respuestas.

Ver articulo completo en : www.donadoholmberg.com.ar.com.ar