El Ministerio de Salud porteño confirmó este lunes que se registraron 40 casos positivos de coronavirus en un geriátrico en el barrio de Colegiales

El lugar venia siendo monitoreado por las autoridades sanitarias, ubicado en la calle Céspedes 3165, desde el 25 de mayo –cuando se registró el primer caso– y finalmente este lunes solicitaron su clausura sanitaria.

El día 27 de Mayo, un equipo del Ministerio de Salud volvió al geriátrico para evaluar la evolución de las personas alojadas y los trabajadores. Dos residentes presentaron un cuadro febril, se testearon y al dar positivo fueron trasladados a un centro de salud de acuerdo a sus necesidades de atención que necesitan.

Según confirmaron fuentes del geriátrico, todos los residentes y el personal de salud fueron hisopados para verificar si están infectados y así poder derivar a los positivos para mitigar la propagación del virus dentro del establecimiento.

Hasta el momento, se confirmaron un total de 40 infectados entre residentes y trabajadores y aún se encuentran en análisis tres hisopados.

Durante el fin de semana, las autoridades del geriátrico derivaron a 20 personas positivas y asintomáticas y el Ministerio de Salud trasladó a otras 16 personas que presentaban el mismo cuadro.

Hoy el protocolo en la Ciudad funciona de este modo, una vez que se realiza el test a la persona, hay cuatro caminos posibles:

-Positivos leves (sin necesidad de cuidados complementarios): se derivan a hoteles o al Centro de Aislamiento Costa Salguero.

-Positivos moderados: se internan en un hospital en el sector destinado a pacientes con coronavirus.

-Positivos graves: se internan en la Terapia Intensiva COVID-19 de un hospital.

-Negativos: pueden regresar a su domicilio.

En el caso de los geriátricos, la mayoría de los pacientes son trasladados a hospitales, debido a su edad y a que, en general, presentan enfermedades concomitantes que los ubican entre quienes presentan riesgo moderado.