(www.mibelgrano.com.ar)

La inseguridad sigue siendo uno de los problemas que más preocupan a los vecinos de la Comuna 13. Resumimos a continuación, algunos hechos delictivos que ocurrieron en la zona durante el año 2018

Una tarde del mes de abril, aproximadamente a las 16.30 horas, en Tamborini y Amenábar, una señora que pasaba caminando, fue abordada por una moto con dos personas con casco, quienes se subieron a la vereda para arrancarle la cartera. Producto del tirón a la cartera se le cortó la tira de la manija y cayó al piso. Como la moto no paró su marcha la cartera quedó en el piso. La mujer que vivió un mal momento, pidió ayuda a un matrimonio que pasaba por el lugar porque no podía salir del Shock. No hizo la denuncia porque no le llegaron a robar.

También en Abril, una señora fue atropellada por una moto y luego asaltada. Como consecuencia del impacto, quedó con doble fractura, golpes en la cadera, en el tobillo y en la cabeza.

Durante el mes de mayo los vecinos informaron que en la madrugada de un viernes, delincuentes armados ingresaron a una cervecería cercana a Balbín y Congreso llena de gente a quienes les robaron celulares y tablets, escapando luego en un auto gris. Con la misma modalidad robaron un restaurant  cercano a Deheza y Av. Cabildo.

El 14 de mayo, un comercio de la calle Iberá fue asaltado y en esa misma calle al 2700, dos motochorros le robaron el celular a un peatón. El 16 de Mayo al mediodía, denunciaron un robo en Freire entre Núñez y Azurduy. Un comercio cercano a Núñez y Av. Cabildo, según informaron los vecinos, también fue asaltado en varias oportunidades.

En el mes de Junio, Carmen Barbieri fue víctima de un secuestro virtual al recibir un llamado de alguien que se hizo pasar por su hijo y le dijo que fue asaltado y herido. Pero Barbieri llamó a Federico, él la atendió y así pudo darse cuenta que se trataba de un engaño.

En los primeros días de junio, a las 6.45 de la mañana, en Crámer y Jorge Newbery, le robaron el auto oficial a Jorge Grecco, secretario de Comunicación Pública. El funcionario no se encontraba en el vehículo. Le apuntaron al chofer y lo obligaron a bajarse. Tras la denuncia apareció el auto, una hora después, luego de que lo dejaran abandonado.

El sábado 9 de junio por la tarde, en la calle Freire (Belgrano R), asaltaron y golpearon a la actriz Andrea Frigerio. Ella relató lo sucedido en su cuenta de Instagram: “Unos motochorros me atacaron violentamente y me robaron el reloj al grito de `quédense quietitas chicas o las mato´. Nadie reaccionó. Había un policía que no se animó a sacar el arma obviamente porque después termina él procesado. Parece que ya lo naturalizamos, es lo normal que nos peguen y nos roben/maten en la calle”.

Una vecina denunció que el 14 de junio a las 18 horas transitaba con el auto (manejaba su suegro y sus dos hijas viajaban en el asiento trasero). Cuando el semáforo se puso en rojo en C. Larralde y Av. Del Libertador, se acercaron dos delincuentes a la ventanilla para robarles. Cómo el conductor no tenía plata encima, finalmente los malvivientes se fueron sin nada. Para finalizar, la mujer hizo una recomendación: “Estén atentos y por las dudas, viajen con las ventanillas cerradas”.

El domingo 01 de Julio, la cantante Manuela Bravo estaba tomando café en una panadería ubicada en Luis M. Campos entre Virrey Loreto y Zabala, cuando entraron a robar. El ladrón le dijo que se quedara quieta porque le dispararía, a lo que ella respondió: “¿por qué? si yo no te hice nada” y comenzó a hablar con él. Al final no robó, le dio un beso y se fue.

El jueves 26 de julio alrededor de las 6 de la mañana, robaron el local de comidas rápidas ubicado en la esquina de Av. Cabildo y Olazábal, a dos cuadras y media de la comisaría. Aparentemente los delincuentes entraron por la ventanilla desde donde se expenden helados, violentaron la caja fuerte y se llevaron el dinero que allí encontraron. El asalto se produjo cuando el local estaba cerrado y fue descubierto el hecho por los empleados al llegar a su lugar de trabajo.

El lunes 22 de octubre, una señora de 75 años que se dirigía al oftalmólogo, fue interceptada en Olleros y 11 de Septiembre, por una mujer con dificultades para hablar, que le mostró unos dólares y le dijo que quería dárselos a ella. Aparentemente durante ese contacto le habría aplicado una droga, burundanga, que anula la voluntad, dejando a la víctima a la merced de los delincuentes. A los pocos minutos apareció un hombre que dijo ser cirujano plástico y se ofreció a atender a la mujer de los dólares, que parecía con problemas mentales. Luego se subieron todos a un auto y se dirigieron a la casa de la mujer de 75 años. Allí se sentaron a tomar un café, oportunidad que aprovecharon los delincuentes para drogar más a la víctima.  Finalmente robaron todo lo que encontraron y huyeron.

Ver articulo completo en : www.mibelgrano.com.ar