El poder de compra de un inmueble cayó casi 40% en el último año. Así lo indica un informe de la Universidad Argentina de la Empresa, donde se detalla que la caída obedeció a la baja de los salarios en mayor proporción a la de los precios de las propiedades.

El índice de salario medido en dólares que releva habitualmente la UADE se redujo 38% en el caso de los departamentos nuevos y casi 40%, en el de las viviendas usadas sobre los niveles de marzo del año pasado.

La merma obedece a la menor remuneración en dólares de los trabajadores con respecto al valor de las propiedades (39% en el caso de los privados).

La brecha entre el valor de una propiedad y el salario es cada vez mayor. Si bien hubieron aumentos, no fueron en magnitud comparables con el precio del dólar.

Esto explica que durante el mes de referencia el salario haya podido comprar el 22,7% de un metro cuadrado en la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, proporción inferior a la registrada en igual mes de 2018 cuando alcanzó al 36,5 por ciento.

En el caso de las viviendas usadas pasó lo mismo. En este caso, el índice de salario real en términos del metro cuadrado (ISRV) mostró un descenso interanual de 39,2%. Aquí, el salario permitió adquirir el 25,3% de un metro cuadrado de vivienda, proporción inferior al 41,7% registrado en marzo de 2018.

Según estimó la UADE a través del análisis de los precios en 9.000 departamentos, el promedio simple del precio de oferta del M2 para el conjunto de barrios relevados fue de u$s3.726 para los departamentos nuevos y u$s3.338 para los usados.

En detalle, los valores de departamentos nuevos en Recoleta, Palermo, Belgrano y Núñez mostraron una variación de -5,3%, 0,1%, 1,7% y -4,2% respectivamente al comparar marzo de 2019 respecto de marzo de 2018.

Por su parte, las unidades usadas registraron las siguientes variaciones interanuales promedio: Núñez (1,6%), Palermo (-0,6%), Belgrano (0,2%) y Recoleta (-0,04%).