Connect with us

Comuna 14

Imagine Van Gogh en La Rural Pabellón Frers Santa Fe 4363

Published

on

Imagine Van Gogh en La Rural Pabellón Frers Santa Fe 4363

Imagine Van Gogh se extiende al 1 de mayo y suma funciones por las noches

Imagine Van Gogh en La Rural Pabellón Frers Santa Fe 4363

La muestra inmersiva «Imagine Van Gogh» abre al público mañana y permanecerá hasta el 1 de mayo en La Rural, Pabellón Frers, sobre avenida Santa Fe 4363. Las entradas se venden en bloques de media hora con aforo limitado, aunque la permanencia en la exhibición no tiene un tiempo preestablecido.  La muestra que itinera por el mundo desde el año 2008 y que se adapta a cada ciudad a la que viaja.

Los tickets se consiguen en www.laruralticket.com.ar y en la web oficial www.imagine-vangogh.com. El precio de la entrada es de $ 3.000 por persona, $2.000 para menores de 12 años. Hay un pack familiar para dos adultos y dos menores de 12 años por 8.000 pesos y los niños de hasta tres años no abonan entrada. No se pedirá pase sanitario pero se exige el uso barbijo todo el tiempo, indicaron los organizadores.

Al final del recorrido, ya una vez fuera del pabellón pero aún en el territorio de La Rural, se ubica un colorido café, idéntico a aquel que Van Gogh pintó en Café Terrace de la Place Du Forum, en la ciudad de Arles en 1888.

Se trata de la exposición inmersiva dedicada al pintor holandés, que invita a zambullirse en algunos de los más espectaculares paisajes de la historia del arte, como «La Noche estrellada» o «Los girasoles», en el Pabellón Frers de la Rural.

La muestra que itinera por el mundo desde el año 2008 y que se adapta a cada ciudad a la que viaja, ocupa una única sala del predio ferial (el pabellón Frers) donde se despliegan las monumentales velas, como se conoce a este tipo de pantallas -o telones- de ocho metros de altura provenientes de Canadá, donde se reflectan las más de 200 obras gracias a los 46 proyectores que vienen de Francia.

Así, frente a los ojos se suceden como en una danza las pinturas que el genio holandés creó durante los dos últimos años de su vida, entre 1888 cuando se traslada a Arles en el sur de Francia, hasta su muerte en Auvers-sur-Oise en 1890: «La Noche estrellada», «Los girasoles», «Los Lirios», o su «Dormitorio en Arles».

Las «Ramas de un almendro en flor» que Van Gogh pintó sobre un intenso cielo celeste, como regalo para su sobrino que acababa de nacer y a quien habían bautizado también Vincent; las pinceladas largas y amplias que describen «El camino a Saint-Remy», como un mosaico de colores entrecruzados, los campos de trigos, bajo los cálidos rayos de sol, o con sus nubes arremolinadas, las barcas de pesca en la playa también forman parte de este recorrido visual.

La impresionante selección de obras proyectadas aquí no podría coincidir físicamente en el mismo lugar y al mismo tiempo: se trata de piezas que forman parte de prestigiosas colecciones de museos como el Museo d’Orsay de París, la Galería Nacional de Arte de Londres, el Museo Van Gogh de Ámsterdam, el Museo de Arte Moderno MoMA y el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

La tecnología utilizada en «Imagine Van Gogh» -presentada en Buenos Aires por S2BN, DGE y DF Group-, que permite apreciar hasta el más pequeño detalle de estas obras, se conoce como «Imagen Total», un concepto desarrollado por Annabelle Mauger y Julien Baron, que se presentó por primera vez en 2008 en La Cathédrale d’Images, en Francia. Desde entonces, ha itinerado por 50 ciudades del mundo y la han visto un millón de personas.

En muchas de las cartas que Vincent escribió a su hermano Theo describe en detalle qué emociones quería reflejar en cada pintura en la que se encontraba trabajando: «sugerir el reposo o el sueño en general» es lo que buscaba el pintor con «Dormitorio en Arles», con sus sábanas y almohadas en limón verde muy claro; la colcha rojo escarlata; la ventana verde.

También volcó en una misiva lo que pretendía para la famosa «Noche estrellada», donde estaba convencido de que no alcanzaba con poner manchas blancas en un fondo negro para pintarla: «Me parece que la noche tiene aún más colores que el día, teñidos de violetas, azules y verdes más intensos. Si miras con atención, verás que algunas estrellas son de color limón, otras tienen un brillo rosa, verde, nomeolvides, no azul», detallaba el artista sobre la obra que pintó en el pueblo de Saint-Remy, en el sur de Francia, donde pasó un año en un hospital psiquiátrico. Links populares para hacer Turismo en Palermo Ciudad de Buenos Aires Palermo Hollywood Palermo Soho Palacio de los Patos El Invernaderodel Jardín Botánico

Leer nota completa en : www.palermotour.com.ar

Trending