Karina Bazán Carpintero y Chelo Margal, son los creadores de Whisky, un original proyecto digital que invita a recordar las revistas de fotonovela, los teleteatros y la música de los años 60. Su último trabajo llamado “Tanto amor me hace mal” es una serie web corta de 13 capítulos en blanco y negro, que puede verse libremente en cualquier dispositivo, a través del canal de www.Youtube.com/revistawhisky #TantoAmorMeHaceMal #Whisky 
por Xaviera Mondragon

Hablamos con Karina, que nos cuenta cómo nació la idea

Whisky nació en 2018 cuando le propuse a Chelo hacer una revista digital de fotonovela, era una idea que tenia hacía muchos años en la cabeza. Vi una foto de Chelo caracterizado de galán de los 60 y esa fue la señal para realizarlo. Así nació la primer historia que escribimos juntos, llamada “Clausula de amor” que narra el triangulo amoroso entre un ex galán de novelas, su esposa millonaria y la empleada domestica.

Para realizarla buscamos locaciones que mantuvieran la estética de la época y convocamos a actores amigos que les encanto la propuesta. Yo me encargue de realizar las fotos y posteriormente diseñar la revista en formato digital.

A la revista la bautizamos Whisky como un guiño a la época, donde los actores siempre aparecían con un vaso en la mano ya sea en foto, cine o teleteatros. También es un guiño al Whisky que se dice al sacar una foto.

¿Por qué eligieron la década de los 60?

Los 60 son una bisagra, es la época en que se junta la voz de los radioteatros y las fotos de la revistas y nacen los teleteatros. Las primeras novelas tienen un ritmo muy particular, una fusión con lo teatral. En esa época se creó un nuevo lenguaje que en oportunidades paralizo a un país frente al televisor. También fue el fin del B&N. Particularmente es una época que me atrae mucho, el movimiento cultural de aquella época fue revolucionario, y del cine surgieron películas que al día de hoy son de culto.

¿Como evolucionó el proyecto?

Cuando publicamos la revista en formato digital tuvimos buena respuesta de la gente que nos pedía que siguiéramos la historia. Contra nuestro pronostico nos dimos cuenta que había un público joven que no conocía el formato al que hacíamos referencia y quedo encantado.

Un día con MarVaz, que es un gran músico y productor, jugando creamos el “tema de la novela” y nos dimos cuenta que había algo interesante en ese juego. Juntos compusimos la canción y finalmente la grabo, cuando tuvimos el tema terminado, necesitábamos ponerle imágenes, pero merecía algo más que un clip con fotos, así que les propusimos a los chicos filmar un video Clip. Fue un desafío interesante. El clip se estreno en las redes con gran aceptación y con el material de la filmación no usado, edite un corto mudo que participo en varios festivales y proyecciones. Ahí comenzamos a barajar el tema de filmar toda la historia, pero lamentablemente dos de las actrices no podían comprometerse por los tiempos y decidimos escribir una nueva historia. 

¿Porque eligieron hacer una serie web?

Pensamos en una serie porque queríamos seguir con la línea estética y de época y recrear los teleteatros. La escribimos en 10 capítulos pero al momento de filmarla lo hicimos como si fuera una película, finalmente al momento de editarla resultaron ser 13 ya que queríamos mantener la duración de cada uno en no más de 5 minutos. La idea de esto es que fuera fácil de mirar en cualquier dispositivo y lugar, como ser un viaje en colectivo con el celu.

¿Como eligieron los personajes y al elenco y que cuenta la historia? 

Primero convocamos a los actores que habían participado en Clausula, tanto en la fotonovela como en el video, ya que para el video se sumaron Elizabeth Santana y Mabel Marcel, también aparezco yo fugazmente.

Les propusimos sumarse a una nueva historia y les gusto la idea. Con Chelo comenzamos a cranear la idea y los personajes, pensamos que lo justo era que esta vez los protagonistas fueran los actores con personajes menores en Clausula.., pero a medida que íbamos escribiendo la historia se torno coral con 6 protagonista.

Al momento de ir sumando personajes íbamos pensando en nuestros amigos actores y les consultábamos si querían participar, así al momento de escribir los personajes íbamos pensando en quien lo representaría.

Llegado el momento del rodaje tuvimos algunos cambios inesperados, pero finalmente los personajes quedaron mejor de lo que habíamos imaginado. Creo que finalmente se nota en la serie el compañerismo, la complicidad que se genera entre amigos y conocidos.

TAMHM cuenta la historia de Doña Sebastiana (mi personaje), una viuda devota de San Lorenzo (la imagen tiene la cara de Vigo Mortensen) que alquila habitaciones de su casa para mantenerse.

Entre sus Peculiares inquilinos, se encuentran: Don Orestes (Chelo Margal) un poeta sin éxito y con un apetito descomunal, Fortunato (Daniel Muñoz) un Dandi de poca monta, adicto a los burros y la milonga. Mecha Riobal (Mabel Marcel) una mujer sin pasado que trabaja de noche y duerme de día.

Purita (Elizabeth Santana), sobrina de Mecha que llega del interior a probar suerte y Lorenzo (Ariel Cortina) el hijo seminarista de Sebastiana que arriba imprevistamente a la casa materna antes de su ordenación sacerdotal.

El elenco se completa con Fabián Aller, Celia Fernández, Marito Falcón, Marty López Lecube, Gustavo Russo, Gabriela Granda, Alberto Calabrese y Mariano Peque.

La casa utilizada como escenario, está situada en Alberti y Humberto Primo, en el barrio de San Cristóbal. Allí funciona FAT (Fondo de ayuda Toxicológica) una institución civil dedicada a la investigación, prevención y docencia en materia de adicciones con 54 años de trayectoria y siempre dispuesta a apoyar proyectos culturales como vía de prevención inespecífica. La casona de dos pisos que originalmente fueron dos casas con entradas independientes, mantiene en su interior las aberturas originales que le dan el estilo retro buscado. Allí también en el salón de actos, se recreo el cabaret y la oficina sacerdotal. Para la fachada de la iglesia, se usaron imágenes exteriores de la capilla del Colegio Nuestra Señora de Lujan, Ubicada en Av. Jujuy y Av. Caseros y que data del año 1895. Las locaciones se completan con el Parque Ameghino, ubicado en Caseros y Santa cruz, en parque Patricios uno de los pocos parques porteños que no está enrejado.

Esta novedosa propuesta es de las denominadas de cine guerrilla (piezas audiovisuales realizadas con 0 presupuesto) y está disponible para ser vista en su página web (www.revistawhisky.com.ar) en youtube y en redes sociales (@revistawhisky) con acceso libre y gratuito. Es una original propuesta divertida y fácil de ver en cualquier dispositivo.

La entrada «Tanto amor me hace mal» una comedia web que recrea las de los años 60 aparece primero en Palermo Mio.

Leer nota completa en : www.palermomio.com.ar