Tras su postergación en el 2020 por la pandemia, este año se hará la exposición de Casa FOA en el barrio de Chacarita, del 18 de septiembre hasta el 23 de octubre, en Av. Elcano 3840. El lema de la edición de 2021 será «Diseñemos juntos un mundo mejor».

Año tras año solemos escuchar acerca de las exhibiciones de Casa FOA, siendo un evento de gran trascendencia en lo que respecta a la arquitectura y el diseño, tratándose quizás del más relevante a nivel nacional.

Este evento, destaca no sólo por su calidad y su originalidad en relación a la temática mencionada, sino también por una serie de particularidades: en primer lugar, cabe destacar que los fondos recaudados se destinan a la Fundación Oftalmológica Argentina “Jorge Malbrán”. Con tal intención surgió en 1985 y se mantiene año tras año reuniendo a los más destacados arquitectos, decoradores, diseñadores y paisajistas con el público interesado en las últimas tendencias del diseño. En segundo lugar, resulta sumamente original la selección anual de los edificios donde se llevan a cabo las muestras, tratándose de notables trabajos de restauración y conservación de gran valor que resultan emblemáticos, tales como el Tattersall de Palermo, el Hotel de Inmigrantes, el Hipódromo de Palermo y La Abadía de San Benito, entre otros.

En relación a la Fundación Oftalmológica Argentina “Jorge Malbrán”, cabe destacar que fue creada en 1964 por el médico oftalmólogo Enrique Malbrán, un pionero en la especialidad reconocido a nivel mundial por sus contribuciones científicas, especialmente en las temáticas ligadas a la preservación de la salud visual. Actualmente, la Fundación lleva adelante una vasta tarea comunitaria, en lo que respecta no sólo a las tareas de prevención en torno a las enfermedades oculares, sino también mediante la atención gratuita de pacientes con bajos recursos, incluyendo cirugías de alta complejidad.

Con tal fin, Casa FOA busca contribuir para el desarrollo de investigaciones relacionadas, destacando aquellas nuevas técnicas que permitan conservar y prevenir enfermedades, particularmente en relación a la ceguera, al mismo tiempo que mantienen su apoyo a organizaciones comunitarias de relevancia a nivel nacional.

A pesar de tratarse de una muestra que apunta a la innovación y que cuenta con fines solidarios, también cuenta con sus críticos. En este sentido, la investigadora y docente Silvia Hernández sostiene que Casa FOA puede ser también entendida como parte de una estrategia discursiva de patrimonialización llevada a cabo por familias históricamente ligadas a la aristocracia (en este caso sería en relación a los Malbrán). Al respecto, afirma: “Si se observa el listado de las sedes de Casa FOA desde sus inicios, se advierte que todas estas “excursiones” han iluminado o bien tipologías residenciales novedosas orientadas a sectores de alto poder adquisitivo (como lofts en Palermo en 1989 y 1992, y countries en la periferia en 1996 y 1997), o bien zonas alternativas para la inversión inmobiliaria (como Puerto Madero en 1993 y 1999, y Barracas a partir de 2005). Esto muestra que Casa FOA no sólo promueve el diseño a través de los objetos que exhibe, sino también el desarrollo inmobiliario del lugar donde se instala, algo que por cierto sus organizadores no ocultan” (Hernández, 2015). En este sentido, la investigadora plantea que Casa FOA formaría parte de una estrategia de negocios por parte de sectores de alto poder económico para revalorizar determinadas zonas consideradas periféricas y generar así negocios inmobiliarios.

Más allá de las polémicas, se trata de una muestra anual que no pasa desapercibida y que resulta impactante en cuanto a su despliegue en lo respectivo a la Arquitectura, el Diseño y el Paisajismo, tratándose del evento de mayor relevancia a nivel nacional en lo que respecta a dichas temáticas, y moviliza año tras año a numerosas personas que buscan generar un aporte, al mismo tiempo que expresan su creatividad mediante formas novedosas e innovadoras.

Luego de haber sido postergada la 37°edición de Casa FOA del año 2020 debido a la pandemia, este año se realizará en Av. Elcano 3840, en un edificio emblemático del barrio de Chacarita, donde históricamente se encontró la Asociación de Los Testigos de Jehová, quienes estarían trasladando su sede a una de mayor tamaño ubicada en Nordelta. El lema de la edición de 2021 será «Diseñemos juntos un mundo mejor». Los 10.000 m2 del espacio convocarán a arquitectos, diseñadores, empresas, paisajistas y profesionales del ramo con el fin de promover cambios para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. “Casa FOA Elcano” ocupará una manzana de la ciudad y se transformará transcurrido el evento en un emprendimiento que llevará el nombre de “Prima Belgrano”.