Antes de comenzar a hablar de Acuarela queremos dar un paneo histórico del uso de la cerámica.
Cerámica (procedente del griego antiguo keramiké), femenino de keramikós (“hecho de arcilla”, “cerámico”​ que designaba al barrio de los alfareros de la antigua Atenas, al noroeste de la Acrópolis), es el arte de fabricar vasijas​ y otros objetos de arcilla u otro material cerámico por acción del calor, es decir cocida a una temperatura superior a los 400 o 500 grados.​ El resultado es una diversa variedad de piezas u objetos de terracota, de loza y del conjunto de porcelanas. Además de denominar la técnica y su actividad, también da nombre al conjunto de objetos y producción.

Su uso inicial fue la fabricación de recipientes empleados para contener alimentos o bebidas. Más adelante se utilizó para modelar figurillas de posible carácter simbólico, mágico, religioso o funerario. También se empleó como material de construcción en forma de ladrillo, teja, baldosa o azulejo, conformando muros o revistiendo paramentos. La técnica del vidriado aumentó su atractivo suntuario y su uso arquitectónico. A partir del siglo XIX se aplicó a la industria como aislante eléctrico y térmico en hornos, en motores y en blindajes. La moderna cerámica se aplica a las industrias de silicatos (grupo de minerales de mayor abundancia, pues constituyen más del 95 % de la corteza terrestre) y como complemento en tecnologías de construcción asociada al cemento. También es la base de las técnicas de esmaltes sobre metal.

Existen varias razones por las que se considera muy importante el estudio de las cerámicas en comparación con el resto del registro arqueológico:

Por la valiosa información que a través del estudio de su tecnología y tipología podemos obtener de ellas.
Por sus posibilidades analíticas gracias a la geoquímica y la mineralogía (a través del estudio de la arcilla con una serie de técnicas).
Por la posibilidad de trabajos experimentales.
Por su resistencia al paso del tiempo.
Por su relativa abundancia.
Cuando nos enfrentamos al análisis de un objeto cerámico debemos tener en cuenta que éste va a ser una aproximación a la historia total del artefacto, desde su producción a su deposición y alteraciones posteriores, y que esta historia contiene información desde un nivel puramente estético a un nivel relacionado con el grado de tecnología de estas comunidades, las posibles funciones de las cerámicas (uso doméstico, ritual, simbólico…), la procedencia de las mismas (intercambio, producción autónoma, etc.).

Hablando de nuestros tiempos y con un nivel muy elevado de elaboración de materiales cerámicos y derivados, nos encontramos en el barrio de Chacarita con Acuarela Ceramicas, ubicado en la calle Roseti 1178 es una empresa Argentina que nació en 1984, con el objeto de ofrecer soluciones a las crecientes exigencias del mercado cerámico. A su vez cuenta con tecnología de ultima generación para la fabricación de sus productos que pueden ser fucionados con otros materiales para alcanzar armonía estética en el hogar, tanto en cocinas, livings, baños, dormitorios y también comercios.

Con lineas en constante renovación y actualización, cuentan con un amplio catalogo de vanguardia.

Recomendamos Acuarela por su amplia variedad de productos de calidad

Leer nota completa en : www.chacanews.com.ar