Spread the love

Lotería de la Ciudad de Buenos Aires es una Sociedad del Estado que tiene a su cargo la autorización, organización, explotación, recaudación, administración y control de los juegos de azar, destreza y apuestas mutuas, y actividades conexas en el ámbito de la Ciudad. Con el objetivo de destinar los fondos provenientes de los juegos de apuestas a distintos programas de ayuda social y desarrollar una industria madura, eficiente, transparente y al servicio del entretenimiento, promueve principalmente el ejercicio del juego responsable.

Lotería de la ciudad en Chacarita esta ubicada en Av. Federico Lacroze 3966, Chacarita, CABA.

Lotería.-(Según la Real Academia de la Lengua Española). Es el juego público de azar en el que se premian con diversas cantidades varios billetes o números sacados a la suerte entre un gran número de ellos que se ponen a la venta.
El 10 de diciembre de 1763 se celebró el primer sorteo, sólo para Madrid, de la llamada Lotería Real, en las oficinas de la Plaza de San Idelfonso. Era muy similar a la actual Lotería Primitiva y consistía en la extracción de cinco números de los noventa posibles. La primera combinación de la historia fueron los números 18 – 34 – 51 – 80 – 81.

La lotería es tan vieja como el mundo. Se dice que ya se jugaba a algo parecido en el Arca de Noé. Los emperadores romanos la utilizaban como entretenimiento y los premios, en vez de dinero. eran la posesión o libertad de los esclavos. También eran muy aficionados a ella los nobles durante la época feudal, y hasta de los piratas se cuenta que cortaban cabezas o los miembros de sus enemigos prisioneros según lo agraciados que fueran en la rifa final.
Los pioneros en regular este juego fueron los italianos allá por 1448 con la implantación del Lotto. Sin embargo se cree que la primera lotería estatal surgió en el año 1520 en Francia, convirtiéndose en una importante fuente de ingresos para el Estado. A partir de entonces se crearon numerosas loterías privadas, extendiéndose a todos los países y teniendo una trayectoria muy variada ya que era prohibida, autorizada o protegida según el talante o las necesidades de los que regían los destinos de los países.

En España, durante la primera mitad del siglo XVIII, se celebraban toda clase de rifas destinadas a sufragar gastos excepcionales, muchas de ellas promovidas desde círculos cortesanos y en las que se ofrecían títulos e hidalguías.

Lotería Moderna

Con la Guerra de la Independencia no sólo no se acabó con la lotería primitiva sino que se creó otra nueva, con el nombre de Lotería Moderna, para diferenciarla de la anterior. Concebida por don Ciriaco González y Carvajal, a imágen y semejanza del modelo que se seguía en México, consistente en un número determinado de billetes divididos en décimos. Este proyecto fue presentado a la Junta de Cádiz que lo aprobó por Orden de noviembre de 1811. Este sistema es el que ha perdurado.
El primer sorteo se celebró en Cádiz el cuatro de marzo de 1812. A diferencia de la primitiva, el Estado se reservaba el 25% del importe total de los billetes, dedicando el resto a premios, mientras que aquélla llegó a tener un premio acumulado de 85 millones de reales, que hubiera puesto en un grave aprieto a las arcas reales en caso de existir acertantes.

En el último tercio del siglo XIX peligró la existencia de la lotería moderna ya que los liberales intentaron en vano suprimirla al igual que la primitiva, tras largos debates sobre la moralidad de las apuestas, llegando a sostener algunos oradores que habá hijos que pasaban hambre por la afición de sus mayores al juego, o que había españoles que no creían en Dios pero no los había que no creyeran en la Lotería.

Lo cierto es que la lotería fue afianzándose cada vez más en la sociedad española. En 1889 se incrementaron a tres los sorteos mensuales y los premios son cada vez más sustanciosos.

Leer nota completa en : www.chacanews.com.ar