(www.noticiasdelbarrio.com.ar)

Alumnos de la escuela Técnica N° 15 Maipú, ubicada en el barrio de Barracas, denuncian que el establecimiento sufre un grave deterioro. A través de la redes sociales con la consigna #SeCaeElMaipú visibilizaron su reclamo. “Es una forma de protestar que no molesta a nadie”, aseguró uno de los integrantes del Centro de Estudiantes, de quinto año.

Los alumnos de la Escuela Técnica Nº 15 Maipú, ubicada en el barrio porteño de Barracas, decidieron manifestarse de una manera particular para advertir lo que está ocurriendo en las instalaciones del centro educativo. Después de varios años de luchar por una mejora en la estructura del colegio, los estudiantes realizaron una medida de fuerza con una campaña en las redes sociales bajo el hashtag “#SeCaeMaipú”.

“Hicimos lo que nos pareció correcto, es una forma de protestar que no molesta a nadie”, le comentó a este medio Patricio Achával, de quinto año e integrante del centro de estudiantes.

El motivo que los llevó a movilizarse, explicó el joven, es que el recinto está “inhabitable” y que “todos los años nos prometen que lo van a arreglar pero no ocurre nunca”.

Desde la estructura hasta los sistemas de calefacción, a excepción de los baños que están en buen estado, son los mayores reclamos de los alumnos. “Hay una parte del colegio donde se puede escuchar cómo cruje el suelo. Otro sector está en peligro de derrumbe porque la construcción es muy vieja. Y hay paredes que no son de material”, señaló Patricio, a la vez que describió que “no tenemos calefacción y no todos los ventiladores funcionan; había uno que se estaba por caer y lo sacaron”.

Otro de los puntos más graves tiene que ver con el agua que cae en el sector de los talleres cuando llueve. “Hay buenas máquinas y se inunda siempre. Estamos por terminar el primer trimestre y hay chicos que no han tenido clase de taller”, sostuvo el estudiante.

“Es terrible que un aula no cumpla con las condiciones de reglamentación básica. Hay cables al aire por todos lados, puertas sin el mecanismo para cerrar, humedad…”, agregó Patricio, quien denunció: “Hay pedazos del techo que se han caído”.

“Aún no pasó nada grave, pero un día alguien se va a matar y es lo que queremos evitar”, cerró este joven, que junto al resto de los alumnos está pidiendo a gritos una remodelación para poder estudiar en paz.

Leer nota completa en : www.noticiasdelbarrio.com.ar