El museo Quinquela Martín prepara una sorpresa: este sábado inaugura Quinquela, lado B, una exposición con más de 50 trabajos inéditos pertenecientes al célebre pintor de La Boca.

Se celebra el aniversario 129 del nacimiento de Quinquela. “Aunque es necesario aclarar que la fecha es, en realidad, una convención”, detalla Víctor Fernández, director de la institución, “no se sabe con exactitud cuándo nació el artista: de bebé lo abandonaron en un orfanato. Sin embargo, él mismo adoptó, de adulto, el 1° de marzo como fecha de nacimiento”.

Llevó adelante una vida que lo distinguió no sólo como creador sino también como un agente de cambio social, activo miembro de la comunidad boquense a la que amaba y dedicó toda su vida y su dinero: fundó un lactario, un centro odontológico, una escuela primaria y hasta una escuela técnica. Y sus obras no se agotan: siguen apareciendo cajitas de sorpresas. Esta expo muestra “la cocina” de su taller, especialmente en relación a sus grabados (sus aguafuertes, es decir, sus grabados sobre chapa) y los bocetos de murales.

Por eso se exponen prensas de grabado; matrices (las chapas sobre las que Quinquela dibujaba, grababa y de las que luego sacaba las copias impresas, las obras); y bocetos de muchos de estos trabajos pero también de los inmensos murales que Quinquela fue pintando a lo largo de su vida.

Hay una curiosidad, dentro del conjunto de imágenes: aparecen temas que no se sospechaba que el artista hubiera tratado. A Quinquela siempre se lo reconoció como el pintor de los obreros; el pintor de las faenas del puerto del sur de la Ciudad. Sin embargo, algunas de las piezas que podremos ver ahora aparece el circo, sus personajes, los animales, la alegría. Y este circo existía, se ubicaba en la esquina en que actualmente funciona el Hospital Odontológico creado por el artista.

Surgen también, en estos bocetos inéditos, otras imágenes muy curiosas: una fantástica vida submarina que Quinquela imaginaba repleta de pulpos interactuando con buzos. Y esto es maravilloso, en el mejor sentido de la palabra: en estas obras se sale del registro de la comunidad boquense sufrida y esforzada para mostrar que también, esa misma población, reía, festejaba e imaginaba: por ejemplo, pulpos gigantes por debajo de las aguas del Riachuelo. ¿Verdad? ¿Mentira? ¡Qué importa! Lo destacable aquí es todo lo que provoca la figura de Quinquela, aún a más de 40 años de su muerte.

El museo se ubica en avenida Pedro de Mendoza 1843. Martes a viernes, de 10 a 18. Sábados, domingos y feriados, de 11.15 a 18. Entrada gratuita.