Alquilar cerca de subtes cada día más difícil para el bolsillo porteño

(www.boedoweb.com.ar)

Las estadísticas indican que los alquileres han subido más del 30% sin embargo alquilar en zonas cercanas a estaciones de subtes se vuelve casi inaccesible. En esta nota, los detalles.

Las estaciones de subtes que conectan la Ciudad son pocas sin embargo el trasporte subterráneo es el más rápido y económico de todos. Su llegada a diferentes puntos de la Ciudad conecta en menos de 50 minutos sin tediosas esperas.

El subte sigue siendo el trasporte público predilecto de los porteños. Es éste uno de los motivos por el que alquilar cerca de algunas de las tantas bocas de subtes que existen en la Ciudad es tan inaccesible.

Según estadísticas, la estación Valera de la Línea E es una de las zonas más baratas con acceso a boca de subte cercano, mientras que Carranza de la Línea D  una de las más caras del mercado inmobiliario.

El tiempo es dinero, reza un refrán. Y el Mercado Inmobiliario lo sabe.

Un medio de transporte del que se suben y se bajan unas 1.200 millones de personas diariamente no puede crecer sin dejar marcas: las consecuencias van desde la facilidad para alquilar o vender una propiedad hasta las dificultades de los vecinos para encontrar un lugar para estacionar.

«Una estación de subte cerca es un aliado a la hora de crear un anuncio para alquilar o vender», explica Toribio Pablo de Achával, presidente de la inmobiliaria homónima.

Una Ciudad como Buenos Aires donde el auto pasa a ser un segundo valor debido a que su adquisición muchas veces genera más gastos y pérdidas de tiempo que el propio subte,la conectividad se vuelve un valor agregado. Este es motivo por el que el subte es una alternativa barata y eficiente.

Los anuncios más relevantes que buscan captar la atención de los futuros inquilinos o compradores destacan la cercanía con estación de subte.

Actualmente existen muchas propuestas de obras que incluso ya están en marcha para mejorar la accesibilidad de todos los barrios al microcentro porteño.

La sola planificación de estos es suficiente para que las propiedades cercanas a estos emprendimientos u obras se encarezcan.

Así sucedió en un principio con la estación de línea H en Retiro y el Paseo del BAJO que conectará las autopistas Illia y Buenos Aires La Plata.

Algunas bocas de subtes suelen verse colapsadas de locales, kioscos y autos. Generalmente el  flujo de personas que circulan cerca de las estaciones de subtes la convierten en una zona donde la comercialización fácil. También los  propietarios de automóviles buscan estacionar cerca de  los mismos para hacer el recorrido obviando el tráfico tedioso.

Para que los precios empiecen a hablar, eventualmente, será cuestión de ver cómo evoluciona la infraestructura de la Ciudad en el mediano plazo y el tiempo que quienes viven o trabajan allí tardarán en moverse de un punto a otro.

 

 

Leer nota completa en : www.boedoweb.com.ar

Publicidad AVM Publicidad AVM Publicidad AVM

Últimas

Search