(www.revistaelabasto.com.ar)

El presidente de la Junta Comunal 3, Carlos Breyaui, informó que su gestión estudia mejorar la accesibilidad de la Plazoleta Ramona Brontes.

Esta es una de las plazoletas ubicadas en paralelo al trazado de la Autopista 25 de Mayo. En conjunto, estos espacios verdes representan los principales sitios de esparcimiento para vecinos del sur de la Comuna 3, una de las más castigadas por la falta de verde.

Su diseño original es antiguo y no contemplaba normas de accesibilidad que hoy rigen en la Ciudad.

En su gestión, Breyaui apuntó a dotar de mayor accesibilidad a los espacios verdes de la Comuna. Ejemplo de ello es la instalación de juegos inclusivos en Balvanera y San Cristóbal.

El Gobierno de la Ciudad por su parte en diciembre inició un plan para remover en forma definitiva areneros de plazas públicas. La intención fue instalar pisos de goma antigolpes para que puedan ingresar personas con movilidad reducida.

Así se ejecuta, por ejemplo, en la Plaza Almagro, donde antes había un sector con arena y otro con este tipo de piso.

En tanto, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se había comprometido a tener en 2019 12 nuevos espacios públicos verdes, los cuales iban a estar dotados de juegos inclusivos y accesibilidad.

Estos espacios son: Plaza Elcano; Plaza Monroe; Plaza PBN Beiró; Plaza de las Ciencias; Plazoleta Calle Empedrado; Plaza Cramer 475; Plaza Albarracin; Plaza Aguaribay; Plaza Federativa del Brasil; Parque Lineal Almagro (Plaza de Mitre y Medrano); Parque de la Estación (en septiembre abrió el primer tramo, en abril estaría el segundo tramo y el galpón de usos sociales y culturales); Manzana 66 (este año iniciaría la construcción de la escuela inicial en una de sus esquinas).

“Queremos hacer de los espacios públicos y verdes de la Ciudad el mejor plan para disfrutar a Buenos Aires, el lugar de encuentro e integración de los vecinos. El acceso al espacio verde público es fundamental para la calidad de vida urbana. Realizar actividades recreativas y deportivas al aire libre tiene impacto positivo en la salud y ayuda a obtener un bienestar físico y mental. Las áreas verdes urbanas también favorecen la mitigación de problemas ambientales, como la reducción del calor, la disminución de niveles de dióxido de carbono y la mayor absorción del agua”, decía el compromiso de gestión.

“Para lograr que más vecinos puedan disfrutar de la cercanía a los espacios verdes, nos comprometimos a inaugurar -hasta 2019- 12 nuevas plazas que privilegien el uso recreativo, la movilidad peatonal y la movilidad sustentable”, añadía.

J.C.

Leer nota completa en : www.revistaelabasto.com.ar