(www.revistaelabasto.com.ar)

El legislador porteño Mariano Recalde (Unidad Ciudadana) presentó un pedido de informes sobre “los hechos que enmarcaron el trágico fallecimiento de la trabajadora María Baerechea, vendedora ambulante del barrio de Once, el día 8 de octubre”.

Recalde pide saber: “Si la Policía de la Ciudad y/o agentes del Ministerio de Espacios Públicos actuaron previamente al siniestro antes mencionado en las inmediaciones del lugar; informe si la trabajadora María Baerechea había sido previamente imputada o sujeta a procedimientos y/o sumarios administrativos por agentes del Gobierno de la Ciudad. En caso afirmativo, informe en qué contexto, fecha, y resolución del caso; informe cómo tomó conocimiento de los hechos antes descriptos, qué intervención se realizó ante el trágico hecho y qué organismos intervinieron; informe cuantos operativos sobre control y uso del espacio público realizó en el barrio de Once, desde 2015 a la actualidad, indicando resultado de los mismos”.

A la hora de fundamentar el pedido, el legislador sostiene: “El sábado 6 de octubre de 2018 acaeció un lamentable y trágico hecho que tomó notoriedad pública. Testigos de la zona afirmaron que la trabajadora María Baerechea, vendedora ambulante del barrio de Balvanera, intentando evitar que la Policía de la Ciudad le decomise su único sustento de vida, fue atropellada por un colectivo y falleció. Este hecho, de corroborarse, lejos de ser un caso aislado, es producto de una política persecutoria constante del Gobierno de la Ciudad contra vendedores ambulantes y toda forma de trabajo informal. En efecto, en vez de abordar con seriedad y sensibilidad una problemática social que se ve intensificada por la política económica que el partido gobernante (tanto en la Ciudad como en la Nación) viene llevando acabo,  la actual gestión prefiere criminalizar el trabajo precarizado y perseguir a trabajadores de la economía informal, lo cual puede llevar a situaciones terribles como la que se describen”.

Omar Guaraz de la Asociación de Vendedores Libres, de la CTA Autónoma, expresó el 9 de septiembre pasado: “Ayer nuestra Compañera, Vendedora Ambulante del Barrio de Once, María Baerechea, falleció luego de ser arrollada por el colectivo 31, mientras la vendedora escapaba de personal policial según manifiestan testimonios de Vendedores. Estaba escapando para evitar una detención o el secuestro de sus escasas pertenencias, el accidente sucedió en Av. Rivadavia, esquina Pueyrredón. Nuestra compañera ya había sido con anterioridad presa y en reiteradas ocasiones robada su mercadería y sus escasas pertenencias. Miles de vendedores y a diario escapan para no ser presos o robados el instinto de conservación lleva a vivir situaciones extremas provocadas por un estado terrorista que se afianza inexorablemente en la ciudad y que se descarga letal ante un vasto sector y que se extenderá a todos en pocos días. Muchos Vendedores escapando han sufrido accidentes de tránsito con heridos de gravedad, muchos de ellos lisiados de manera definitiva, en Julio pasado un vendedor de golosinas escapando de funcionarios policiales fue arrollado por un tren sufriendo la amputación de ambas piernas a sus 19 años, únuco sosten de sus seis hermanos menores junto a su madre viuda. La policía de la Ciudad, y el grupo de tareas institucionalizado en que se ha transformado el Ministerio de Espacio Público salen a diario por órdenes del Jefe de Gobierno Rodrigez Larreta a detener ilegalmente vendedores, ser acusados de delitos que no cometieron para encarcerlarlos por días (…) y robarles su mercadería, única herramienta de trabajo que garantiza subsistencia de miles de trabajadores…”

Recalde concluye: “Por lo expuesto, solicitamos este cuerpo legislativo apruebe este proyecto a fin de esclarecer los hechos descriptos, y deslindar las responsabilidades que correspondan”.

J.C.

 

Leer nota completa en : www.revistaelabasto.com.ar