(www.revistaelabasto.com.ar)

Este jueves al atardecer con un recital de Louta en Guardia Vieja y Mario Bravo inició Maratón Abasto, una actividad especial de la edición 12 del Festival Internacional de Buenos Aires (FIBA). Hasta bien entrada la madrugada miles de personas disfrutaron de espectáculos en la vía pública, en vidrieras y balcones, en bares y centros culturales de la zona del Abasto. Este viernes es la segunda jornada.

Antes del recital de Louta, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, caminó por Guardia Vieja junto al ministro de Cultura, Enrique Avogadro, y el jefe de Gabinete de Ministros, Felipe Miguel. “Tenemos una Ciudad increíble donde todos los días hay algo para hacer. Y, sin dudas, la cultura está en todos los barrios y al alcance de todos”, dijo el mandatario local.

La calle Guardia Vieja se convirtió en peatonal, entre Agüero y Bulnes, para alojar a las distintas propuestas culturales. Había conteiners donde se ejecutaban obras de Microteatro, había un set para que los vecinos se saquen fotos al estilo de Marcos López, había proyecciones en muros como los del COTO o el hotel de la esquina con Bustamante. Hubo poesía en balcones de vecinos, como hizo Rosario Bléfari, y performarnces en vidrieras, como pasó en el local de ropa de época La Percalina.

Los bares y restaurantes de Guardia Vieja estuvieron abiertos hasta bien tarde. Como la calle estaba cortada, pusieron más mesas, extendiendo la cantidad de habitúes.

La calle contó con intervenciones artísticas como un “techo” de paraguas multicolores, alfombras por doquier, farolas de distintos tipos y muros llenos de afiches con consignas.

El Pasaje Zelaya también fue parte de esta actividad. Sobre Agüero se montó una pantalla gigante. Hubo proyecciones que los vecinos disfrutaron desde asientos de madera montados para la ocasión. Hubo una biblioteca móvil y biblio-bici en la esquina de Anchorena.

Además, entre Jean Jaurés y Anchorena hubo mesas de ping pong y metegol para los más chicos. El primer piso del edificio en construcción al lado del Teatro El Cubo se convirtió en un escenario donde hubo música en vivo y proyecciones audiovisuales.

Hubo espectáculos en vivo hasta cerca de las dos de la madrugada. Luego, la gente que todavía deambulaba por las calles del Abasto se quedó en los bares abiertos. Algunos estaban con instrumentos musicales y hacían mini recitales espontáneos en la vereda. Hubo quienes se quedaron en el Abasto hasta el amanecer.

Fuera de estos corredores, los teatros independientes que participaban del FIBA estaban con sus puertas llenas, esperando el ingreso del público a las funciones gratuitas para la ocasión.

Lo enriquecedor de esta experiencia, a nivel barrial, fue poder ver a los espacios de arte sacar a la calle y mostrar el trabajo de todos los días ante vecinos y nuevos públicos.

En algún sentido, fue una noche más en la calles del Abasto, donde siempre hay propuestas culturales para todos los gustos, una vida social intensa que termina bien tarde y un fuerte arraigo territorial. No fue una noche más porque ese talento, con apoyo oficial, se potenció.

Los agentes de tránsito custodiaban las esquinas linderas para guiar a los automovilistas. Se quedaron luego a cuidar las instalaciones móviles como los escenarios. Había empleados de recolección que una vez terminados los shows en el espacio público empezaron a limpiar la zona, pese a que todavía había bastante gente.

En redes sociales se podían rastrear quejas de algunos vecinos por esta actividad de dos días con espectáculos en la calle hasta la madrugada. Uno de los más resonantes fue el del periodista Osvaldo Bazan, que vive en la zona. “La cultura no se impone”, dijo sobre el volumen alto a ciertas horas.

Sin embargo, estos señalamientos fueron menores ya que la concurrencia superó todas las expectativas y la organización fue prolija al poner tantas actividades en simultáneo sin inconvenientes mayores.

Participan de la zona de Abasto: Feliza Cultura; Arcoiris; El Camarín de las Musas; Casa Colombo; Teatro La Tertulia; Teatro Beckett; El Tinglado; Teatro El Extranjero; Asterión; Teatro Balcón; Canal de la Ciudad; Casona Cultural Humahuaca; Club Atlético Fernández Fierro; Conventillo Cultural Abasto; El Archibrazo; El bar de Kowalski; El Emergente Bar; Espacio IFT; JJ Circuito Cultural; La Huella – Arte en Movimiento; La Vieja Guarida; Ladran Sancho; Mediterránea; Tano Cabrón; Teatro Ciego; Teatro de la Fábula; Teatro Monteviejo; Parque de la Estación; Lavadero Artesanal MB; Academia de Baile y Flamenco Alicia Fiuri & Nestor Spada; Peluquería The Gillette Barbershop; Taller Ojo con el arte; Teatro TIMBRE 4; Estudio Los Vidrios; Centro Cultural Rector Ricardo Rojas; El Portón de Sánchez; La Carpintería; Espacio Callejón; Teatro El Cubo; Bombón vecinal.

Hoy a las 19, si no llueve como ya ocurrió en La Noche de los Museos, está pautado el Museo Vivo por las Calles del Abasto. La cuarta edición partirá desde la Casona Cultural Humahuaca.

J.C.

Fotos. Tapa: GCBA. Interior: El Abasto

Leer nota completa en : www.revistaelabasto.com.ar