(www.nuevociclo.com.ar)

En su peor temporada la costa uruguaya recibió un  30% menos de argentinos este año. La primer temporada mostro un descenso importante en comparación a la misma época del año anterior.

Las primeras estadísticas  de la temporada de enero estuvieron por debajo de las expectativas de los uruguayos que esperaban una ocupación total de sus costas

Sin embargo la inestabilidad de la moneda local, la crisis en el sector público y la situación económica que atraviesa momentáneamente  el país parecerían ser los responsables directos de la situación.

Muchos argentinos decidieron vacacionar en la costa argentina o bien en el interior del país.

La ocupación hotelera fue muy satisfactoria en el norte y sur del país con una gran cantidad de visitantes y turistas porteños.

Sin embargo según datos de la Dirección de Migraciones de Argentina entre el 24 de diciembre y el 6 de enero cruzaron a Uruguay 166.502 visitantes, un caudal sensiblemente inferior al de la temporada pasada, donde se registró récord turístico.

La megadevaluación argentina es un argumento que las autoridades uruguayas emplean con constancia y juicio. Lo hacen para explicar las razones de la ausencia de turistas argentinos en sus playas.

La Ministra de Turismo Liliam Kechichian manifestó a principio  de enero que temía por la ausencia de argentinos en la temporada de verano debido a la abrupta devaluación de la moneda.

El pronóstico no se hico esperar y las estadísticas indicaron que estaban en los cierto.

El Sector de clase media que había conquistado con mucho esfuerzo la Costa uruguaya en la década anterior comienza a ser amenazada.

Según las estadísticas del año anterior para esta época ya habrían ingresado al vecino país 241.216 argentinos.

La ocupación hotelera equivale al 60%actualmente. Ni los complejos premium se han llenado: The Grand Hotel y Enjoy tienen el 90% de sus habitaciones contratadas pero nunca alcanzaron a colmar la ocupación. Algunas autoridades departamentales se animan a presagiar una caída del 15 al 25% de la temporada en relación al último verano.

Sin embargo los hoteleles y hostel fueron los más perjudicaos no así los alquileres de casas o departamentos cuya ocupación fue un 15% mayor al año anterior.

La venta en la playa también disminuyó por lo que los costos debieron adaptarse a las necesidades de los argentinos y a su situación actual.

El verano anterior 1.531.746 turistas ingresaron a Uruguay en el primer trimestre del año: el 67% de los que entraron a Punta del Este fueron argentinos. “La temporada anterior estuvimos curiosamente e insólitamente muy convenientes para el bolsillo de los argentinos. Vinieron los que suelen venir siempre más un plus que llegó atraído por esa conveniencia en los precios. Creo que este año ese plus no lo vamos a tener, evidentemente”, adivinó Luis Borsari, director de turismo departamental.

 

(102)

Leer nota completa en : www.nuevociclo.com.ar