(www.boedoweb.com.ar)

Las comunas de la Ciudad esperan la primavera con las ansias de la renovación. Los trabajos de poda esperan el resultado y la etapa de la floración esta cerca. Los detalles.
Comenzó la veda de poda en las Comunas de la Ciudad de Buenos Aires a la espera de la renovación de los primeros brotes en primavera.
El trabajo invernal ya fue realizado y ahora con la llegada de la primavera es el momento en que los árboles están en activo crecimiento y se produce la brotación de hojas y flores.
La veda de poda es un período en el que se frenan las tareas de poda para preservar la salud de los árboles. En esta oportunidad – ya que existen dos períodos de veda – se inicia en el momento en que los árboles están en activo crecimiento dando comienzo a la brotación de hojas y flores.
Si el árbol fuese podado en esta instancia, perdería innecesariamente las sustancias de reserva que posibilitan el desarrollo de esta importante y fundamental etapa biológica que posibilita la continuidad del crecimiento y desarrollo del ejemplar, debilitándolo, lo que además podría llegar a disminuir la vida útil del mismo. Es necesario no realizar intervención de poda para no interrumpir este proceso y así lograr que los árboles crezcan sanos y fuertes.
La Veda continuará hasta octubre dependiendo de la planta. Como la seguridad es prioridad siempre, durante este período se efectuarán tareas de despeje de cámaras y luminarias – que son podas menores – e intervenciones de árboles que presenten situaciones de riesgo.
La poda es un proceso necesario para que renazcan los brotes en la nueva estación.
Una vez que finalice el período de crecimiento del árbol, que es cuando el follaje alcanza pleno desarrollo, se levanta la veda y se retoman las tareas en el marco de la denominada poda verde o de verano, donde se realizan intervenciones menores que no afectan sustancialmente al árbol ni a su estructura.

Leer nota completa en : www.boedoweb.com.ar