(www.diariodeflores.com.ar)

(Barrio de Flores) Matías Santoianni se refirió a las polémicas declaraciones de Cacho Castaña a principio de la temporada, en las que el cantante recordó el viejo refrán que dice “Si la violación es inevitable, relájate y goza“. Para el actor no fueron atinados los dichos de su amigo, pero se lo castigó demasiado: “Lo maltrataron, a algunos les dejan pasar todo, como a Moria“, afirmó.

No puedo cagar a pedos a un tipo de 75 años”, dijo Matías en diálogo con Pronto al ser consultado sobre si había hablado del tema con el cantante de Flores. Luego, agregó: “Me parece que se lo castigó demasiado por decir algo que no estuvo bien, pero tampoco prendió fuego un jardín de infantes con chicos adentro“.

Además, al igual que había explicado el mismo Castaña en su momento, dijo que había traído a colación una frase que en su momento se repetía mucho.

¿Por qué se lo castigó tanto a Cacho por sus dichos? “Hoy el medio está raro y buscan el quilombo, porque es lo que vende. Lo han maltratado, incluso hay un video pidiendo disculpas y no le dieron tanta importancia como al conflicto. No lo hizo de mala fe, sino no podría tener las mujeres que tuvo, que se juntaron en su casamiento y no podría haber escrito las letras que escribió”.

Además, el ex Gasoleros, cree que en los medios no se trata a todos los personajes de la misma forma: “Lo crucificaron mucho, a algunos los perdonan, les dejan pasar todo, como a Moria y a otros los castigan por demás. El medio está muy berreta, hay muchos hipócritas y falsos que te saludan y después hablan por atrás”.

Si la violación es inevitable, relájate y goza”, había dicho el cantante en Involucrados, aquí y ahora, en referencia a que las mujeres debían “relajarse” y no preocuparse tanto por lo que se dijera de ellas: “Pienso que todas pueden hacer de su cuerpo lo que quieran, como quieran, hagan lo que quieran”.

Las críticas no tardaron en llegar y ese mismo día pidió disculpas: “Hace 60 años era divertido, hoy en día no es divertido y se me escapó. Tiré el refrán como lo aprendí yo, pero quiero pedir disculpas si ofendí a alguien, no es mi intención. Me duele porque me conocen, hace muchos años que me conocen. Sería incapaz de decir algo así en serio. Muchísimas gracias y pido mil disculpas”.

Sin embargo, dicho pedido no fue suficiente y el tema siguió sonando en los medios. Finalmente, el cantante suspendió sus shows previstos para enero y febrero en Mar del Plata. Los motivos fueron confusos, se habló de problemas de salud y de temor a un escrache.

Lo cierto es que desde la Comisión Nacional Coordinadora de Acciones para la Elaboración de Sanciones de la Violencia de Género (CONSAVIG), le habían enviado una carta al teatro Radio City, donde serían las presentaciones, pidiendo a los dueños del establecimiento “reflexionar sobre la gravedad de los discursos que legitiman la violencia de género y sobre su responsabilidad como empresarios del espectáculo y la cultura“. NR

Leer nota completa en : www.diariodeflores.com.ar