Connect with us

Comuna 7

“En pandemia sacaron el yogurt y no lo volvieron a dar”

Published

on

El Gobierno de la Ciudad hace campañas a favor de la alimentación saludable, pero organiza las licitaciones de los servicios alimentarios en las escuelas con menús y alimentos ultra procesados. En la legislatura porteña se impulsa un proyecto para cambiar estas condiciones. Desde la Cooperadora de la Escuela Nº 2 DE 12 Florencio Varela de Caracas 10, Vanina comenta qué encontraron y cuáles son los reclamos más destacados.

La Comuna 7: ¿Cuáles son las funciones de la Comisión de Comedor?

Vanina: La función de la Comisión de Comedor es supervisar las prestaciones de los distintos servicios alimentarios: comedor, vianda, desayuno y/o merienda, colación y refrigerio. Nuestra escuela es de doble jornada así que ofrecen desayuno y comedor. Para realizar el control damos aviso a las autoridades de la escuela, en nuestro caso, la vicedirectora y realizamos el control en conjunto. Son varios los aspectos a revisar: la recepción de mercadería, la cantidad de raciones, calidad de la mercadería, que se respete el menú… Además: control del gramaje del plato servido; probar el plato, controlar temperatura y sabor; verificar condiciones generales de higiene; uniformes del personal; controlar el ingreso de personas a la cocina; controlar si hay menús diferenciados y/o especiales y verificar que no haya alimentos o bebidas que no correspondan al menú establecido

LC7: ¿Qué observaron hasta ahora en el funcionamiento del comedor escolar?

V: Esta comisión está conformada desde antes de la pandemia, pero estos últimos dos años fueron complicados para poder realizar el control y además hubo modificaciones. Este año ya volviendo a la rutina, nos llamó mucho la atención la cantidad de quejas recibidas desde lxs pibes, así que realizamos algunos controles. Hasta ahora fuimos algunas veces y pudimos observar, la baja calidad de la comida, frutas en mal estado, el pliego dice fruta de estación variada y comen siempre las mismas frutas, manzana y naranja, una vez por semana banana. Milanesas que no son tal, medallones de pescado que no sabemos bien que contienen ya que es una masa de algo con olor a pescado. La tortilla de verduras, también es un procesado con un color verde y contiene arroz. La cantidad de raciones es justa porque juegan con el ausentismo. Detectamos que las porciones servidas tenían menos cantidad. Algunos platos a la vista no son agradables como tampoco lo son en sabor. Y también el destrato del personal hacia los pibes es notorio. Hace unos años la calidad y cantidad de los alimentos fue decayendo, con la justificación de una alimentación saludable, el Gobierno de la Ciudad, quitó y modificó los menús, pero es puro verso, porque lo que hizo fue quitar el pan y agregar ultra procesados, como las magdalenas y barritas que son pura azúcar. En pandemia sacaron el yogurt y nunca más lo volvieron a dar sin ningún justificativo.

LC7: ¿Qué opinan de la ley que se está impulsando en la legislatura de alimentación saludable en las escuelas porteñas?

V: Esta ley está pensada y realizada por usuarios y profesionales de la salud, se consultó a los pibes (los propios usuarios), a las Comisiones de Comedor, a nutricionistas, entre todos se pide que la alimentación de los pibes en edad de crecimiento sea de calidad y además gratuita y universal, o sea, basta de tener que ser elegidxs para una beca. Ningún alimento debe ser un ultra procesado. Hay que sacarle el monopolio a las pocas empresas concesionarias y permitir la incorporación de las economías populares. A partir de la aprobación de la ley de etiquetado frontal tendrán que modificar casi todo el menú actual, para que se respete la ley. Así que, estamos en total acuerdo y apoyamos.

Fotografía: Defensoría del Pueblo CABA.-

Leer nota completa en: www.lacomuna7.com.ar

Trending