Fue la noticia del día de ayer junto a los 2.265 casos de residentes y 1.825 casos de no residentes reportados con contagio positivo de coronavirus en la ciudad. En los centros de salud y en los hospitales públicos, hubo grandes demoras por la cantidad de gente que se acercó con síntomas compatibles con la COVID-19.

Largas filas conformadas por cientos de personas, con síntomas compatibles con los del Covid-19 o por contacto estrecho, se volvieron a registrar este martes en los centros sanitarios. En el Hospital Álvarez, ubicado en calle Dr. Juan Felipe Aranguren al 2701 del barrio de Flores, se pudo ver la demanda de los ciudadanos que aguardaban, por lo menos hasta tres horas para ser hisopados por el personal de salud.

Desde las seis de la mañana de este martes, la escena volvió a repetirse tal como sucedió el lunes en la UFU del Hospital General de Agudos Carlos Durand, en Caballito; y el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde, del barrio de Constitución.

Cabe mencionar que el personal médico se va turnando cada una hora porque el trabajo es agotador. Los pacientes que dan positivo al test de antígenos son derivados a otro sector del hospital y desde allí, en un servicio especial de remis, son trasladados a sus domicilios.

Desde el inicio de la pandemia, el total de contagiados en el distrito es de 270.294 y el de fallecidos 7.285. La ocupación de camas de terapia intensiva, hasta este martes, era del 39.7%, según informó el Ministerio de Salud porteño. Se precisó, además, que en el sistema de salud público están ocupadas actualmente 179 camas con personas en estado de gravedad sobre un total de 450 disponibles para pacientes con Covid-19.

Fotografía: Mariano Sanchez.-

Leer nota completa en: www.lacomuna7.com.ar