(www.diariodeflores.com.ar)

El peluquero que mató a golpes a su hijastro de cinco años pasará el resto de su vida en la cárcel. El Tribunal Oral en lo Criminal 13 lo condenó a prisión perpetua. Se trata de Leandro Sarli que en 2015 , en el barrio porteño de Flores, asesinó a Agustín Marrero luego de propinarle una terrible paliza. La mamá del chiquito, Bárbara González Bonorino, fue absuelta luego de que el fiscal y la querella la consideraran inocente.

Sarli habló desde la cárcel y negó haber sido el autor del hecho. El hombre manifestó que nunca lo golpeó y que el menor murió después de haberse caído dos veces en la bañera y golpearse con el lavatorio.

“Ese día, Agustín entró al baño y se golpeó con el lavatorio (…) Se sentía mal, le dolía el estómago, lo llevé conmigo a la cama y vomitó. Lo bañé y en la bañera se cayó dos veces (…) Se acostó en la cama y cuando lo fui a buscar estaba muerto“, manifestó Sarli.

Al ser consultado sobre si el niño fue víctima de violencia, el padrastro no dudó en contestar: “Sí, la madre lo ha fajado un par de veces”, y agrego que era “porque el nene no hablaba, no transmitía lo que le pasaba, y porque no hacía caso”.

Agustín tenía 5 años y murió el 7 de junio de 2015. Su hermana, de 8 años, fue testigo de la agresión y en una cámara Gesell relató a la Justicia lo que padeció su hermano cuando Sarli se enfureció porque se había colocado sus pantalones al revés.

Según su relato ante los psicólogos, el padrastro comenzó a golpear a su hermano y hasta lo tomó del cuello y lo colgó en el aire.

MG

FUENTE CONSULTADA: CLARÍN

Leer nota completa en : www.diariodeflores.com.ar